Comparativa: Chevrolet Camaro SS vs Ford Mustang GT (Parte II)

20/09/2017 10:00
Motorpress Autos

(viene de Parte I)

Modo Pista
Por razones obvias, tanto el Camaro como el Mustang se sienten a sus anchas cuando pisan el asfalto de un circuito cerrado como la pista de Dolores, que tiene la virtud de contar con una variedad de curvas entre lentas y de media velocidad. Es ahí donde se manifiestan las bondades de un deportivo, cuando se producen los cambios de apoyo casi constantes.

El Camaro es más explosivo, aunque casi no hay diferencias en las prestaciones. Al conectar el modo Pista en ambos, el V8 del Chevrolet produce una excitante contraexplosión cuando el cuentavueltas llega a las 7.000 y la caja pasa al cambio siguiente. Por otra parte, en esa función deportiva se modifica la dureza de las suspensiones, la gestión del motor se intensifica y la dirección reduce la asistencia, endureciéndola, a lo que suma el sonido del motor y de los cuatro tubos de escape. Lo mismo sucede al rebajar, pero el sistema preserva bastante el motor y uno no se puede confiar en que el cambio seleccionado desde la leva izquierda responda, ya que hasta que no baje de las 4.000, seguirá en la relación en que circulaba. Lo mismo sucede con la caja de seis marchas del Mustang.

Circulando en pista, el Camaro se muestra más previsible y con tracción más contundente a la salida de las curvas, como si los 295 cm de caucho de apoyo sobre llantas de 20” se adhirieran con mayor decisión y agarre al asfalto. El Mustang, como comenté en la prueba de noviembre, tiene una tendencia más arisca del tren delantero a la salida de la curva, tras pisar un piano para acomodar el auto y encarar la recta por el sector externo.

Empate técnico en prestaciones
Como sostenía al comienzo, los 40 CV a favor del Camaro no logran establecer diferencias dignas de comentar. De 0 a 100 km/h registró 4,9 segundos, apenas dos décimas menos que el Ford, y llega a los 200 km/h en 17,1 segundos, 7 décimas menos. En las pruebas de frenado –ambos con pinzas Brembo–, el Chevrolet sacó una ventaja de 2,2 metros de 100 a 0 km/h (35,4/37,6 metros). En consumo no se pueden esperar valores contenidos. Con motores V8 de 5,0 y 6,2 litros aspirados, no existen los milagros. En circulación urbana, las cifras asustan, ya que en ambos casos están en el orden de los 19 litros/100 km y, a 130 km/h en la marcha más alta, alrededor de los 12 litros. ¿Pero a quien que esté decidido a comprar uno de estos dos monstruos americanos por 95 mil dólares le pueden importar los valores de consumo…?

Utilizando el argot futbolero y como cierre de este comparativo, el Chevrolet Camaro y el Mustang son “un sentimiento”.

A FAVOR
Camaro SS
Prestaciones en general
Equipamiento de serie
Poder frenante
Posición de manejo
Comportamiento deportivo
Mustang GT
Prestaciones deportivas
Diseño armónico
Capacidad de baúl
Terminación y materiales
Insonorización

EN CONTRA
Camaro SS

Plazas traseras para niños
Capacidad de baúl
Consumo urbano
Visibilidad muy limitada
Proliferación de plásticos
Mustang GT
Plazas traseras simbólicas
Visibilidad panorámica
Consumo/Autonomía
Comandos poco intuitivos
Confort de marcha urbano

PERFORMANCES
Camaro SS - Mustang GT

0–100 km/h 4,9 seg 5,1 seg
0–400 metros 13,0 seg (181 km/h) 13,3 seg (177 km/h)
0–1.000 metros 23,2 seg (231 km/h) 23,8 seg (226 km/h)
80–120 km/h (D) 2,7 seg 3,0 seg
Vel. máxima declarada 290 km/h 250 km/h (limitada)

FRENADA
Camaro SS - Mustang GT

100–0 km/h 35,4 metros 37,6 metros
140 km/h 70,8 metros 75,9 metros

CONSUMO – l/100 km (Autonomía–km)
Camaro SS - Mustang GT

100 km/h: 9,3 (774) 9,6 (625)
130 km/h: 11,9 (605) 12,5 (480)
Urbano: 19,2 (375) 18,9 (317)

PRECIO U$S 95.000
Origen: Canadá (Camaro SS) - Estados Unidos (Mustang GT)
Garantía: 3 años o 100.000 kilómetros

  • Link