Contacto: Citroën C4 Lounge Shine THP

10/04/2018 14:24
Motorpress Autos

Por Marco Perego · Fotos: Miguel Tillous

El “Orgullo Nacional” (ese era su lema hace poco más de una década, cuando empezó a producirse en Buenos Aires) de Citroën, o sea el C4, que desde su segunda generación se denomina C4 Lounge, acaba de actualizarse para seguir dando pelea en el poblado segmento de los sedanes medianos.

Las novedades pasan por un renovado diseño, modificaciones en el interior y una reorganización de gama mecánica que a los conocidos 1.6 THP de 165 CV (MT6 o AT6) y HDi de 115 CV (MT6) suma otro naftero de misma cilindrada, pero sin turbo (conocido como VTi) de 115 CV asociado a una caja manual de cinco marchas.

Tomamos contacto con el THP full, o sea el Shine con transmisión automática, para contarte sobre el “nuevo” C4 Lounge, y el más adelante nos meteremos de lleno con el nuevo propulsor que debuta en el modelo.

Afina los ojos
Con el manual de los restyling bajo el brazo, el C4 Lounge moderniza su imagen con cambios notables en el sector frontal, especialmente con un replanteo en las ópticas (con tecnología full LED y regulación de altura manual, que garantizan una óptima iluminación) que, además, suman un firma lumínica bastante llamativa con una línea de LED que se meten en el medio de las prolongaciones cromadas de los chevrones. También parrilla y paragolpes exhiben nuevas formas.

En el lateral tiene llantas rediseñadas y en el remate posterior, una reconfiguración interna de faros.

El resultado lo vuelve un par de centímetros más largo, pero fundamentalmente lo pone en línea con los últimos modelos presentados, y es lo suficiente notorio como para diferenciarlo de la gama pasada.

Habitáculo
En el interior lo que más llama la atención es la sustitución del tablero de instrumentos por uno totalmente digital (y no de los que emulan agujas). En cuanto a funciones y visibilidad, no se le puede decir nada, ya que el anterior tenía un velocímetro analógico bastante confuso, aunque el cuentavuelta en una escala lineal es algo difícil de identificar. Igualmente es una apuesta interesante que habrá que esperar para ver cómo lo recibe el cliente; personalmente prefiero los tradicionales relojes, y si son cuatro, mejor.

Por otra parte, tiene un nuevo sistema multimedia con una pantalla de siete pulgadas que permite acceder a todas las funcionalidades del vehículo, como la climatización, streaming audio, navegación y hasta conectar los dispositivos móviles vía Apple CarPlay/Android Auto. También se pueden controlar algunas ayudas a la conducción, como la imagen de la cámara de marcha atrás o el limitador-regulador de velocidad.

Lo bueno es que no pierde todas las teclas físicas ya que por debajo posee una perilla para el volumen, y un par de accesos rápidos. Asimismo, el climatizador (bizona) dispone de una nueva función AC MAX para ambientar más rápido el habitáculo (tiene salidas posteriores). Y hablando de los que viajan atrás, si bien ya gozaban de buen espacio, ahora cuentan con respaldos con una inclinación de 29 grados para incrementar su comodidad, y se nota la diferencia. Lástima el falso túnel de transmisión que complica al quinto pasajero.

Después, se trata del mismo C4 Lounge que conocemos, con una calidad promedio, materiales bien presentados y un equipamiento decente, al cual solo se le podrían reclamar alguna ayuda a la conducción, que ya está presente en algunos rivales directos, como el aviso de cambio de carril o el estacionamiento asistido, por nombrar algunos.

El conocido THP y los rivales de siempre
No hay que ampliar información del motor naftero 1.6 turbo de 165 CV super progresivo, elástico y contundente, que se asocia a una transmisión automática de seis relaciones de correcto funcionamiento con algo de patinamiento, pero nada grave. Sus prestaciones son buenas, con un 0-100 por debajo de los nueve segundos, un 80-120 km/h que ronda los 6,5 segundos y frenos que necesitan menos de 40 metros para detenerlo de 100 a 0 km/h. Por último, su consumo es contenido, con unos 7 l/100 km a 100 km/h y algo más elevado (11,3) en ciudad; pero, para optimizar este aspecto, todas las versiones presentan la función Eco-Coaching, que permite visualizar la eficiencia de la conducción en todo momento.

Su andar en ruta es bueno, y en la ciudad el eje trasero todavía puede ser algo ríspido en algún corte de calzada. Pero es un auto balanceado y agradable para uso diario, tanto para ir al trabajo como para encarar viajes largos, aunque la dirección puede notarse algo sobreasistida, y un control de estabilidad celoso mantendrá siempre la trayectoria.

En su segmento mantiene a los contrincantes clásicos como los Chevrolet Cruze, Ford Focus, Honda Civic, Kia Cerato, Nissan Sentra, Peugeot 408, Renault Fluence, Toyota Corolla y Volkswagen Vento.

La gama del C4 Lounge queda compuesta de la siguiente manera: Live 1.6 VTi MT5 a $429.000, Feel THP MT6 a $498.000, Feel THP AT6 a $513.000, Feel Pack HDi MT6 a $523.500, Feel Pack THP MT6 a $527.500 y Shine THP AT6 a $578.000, siempre con una garantía de 100.000 kilómetros o 3 años.

  • Link