Prueba Express: Citroën C4 Lounge VTi (Parte I)

16/05/2018 12:42
Motorpress Autos

Firma: Lucas Amestoy - Fotos: Martín Lübel

Te contamos que sumó el mediano nacional a nivel equipamiento y estético, pero en esta oportunidad al volante de la flamante versión entrada de gama, que estrena un nuevo bloque en la familia C4 aunque es muy conocido en PSA. Anteriormente habíamos manejado la variante con el super probado THP de 165 CV

Yo opino
No me voy a detener en detalles de diseño porque sobre eso ya escribimos en el número anterior. Sin embargo, sí quiero mencionar que de todos los que componen el segmento (Fluence, 408, Vento, Civic, Corolla, Sentra, etc), el C4 Lounge era el que menos necesitaba un rediseño, aunque los cambios tampoco le jugaron en contra. Entre las diferencias con respecto al THP, este Live cuenta con faros halógenos, neumáticos con un perfil más alto (205/55 vs. 225/45), llantas de 16 pulgadas (en aquel, de 17”), y menos detalles cromados, aunque los conserva en parrilla y sector posterior.

Lo que trae y lo que pierde
A nivel seguridad, equipa frenos ABS con REF y AFU, controles de estabilidad y tracción, ayuda al arranque en pendiente y solo dos bolsas de aire. Para contar con dos más, habrá que pasar al siguiente nivel (Feel) con motor THP, por $496.000, y si se quieren seis, más alarma, retrovisor electrocromo y encendido automático de luces y sensor de lluvia, se deberán pagar por el Pack $509.000. En ayudas activas está correcto, pero en airbags se queda corto, sobre todo porque hay alternativas cuatro puertas más económicas con más de ellas.

En relación con el C4 evaluado en el número pasado, pierde acceso sin llave y botón de arranque, cámara de visión trasera, GPS (aunque en la pantalla está el ítem, pero no puede usarse), tapizados de cuero y techo eléctrico. Lo que sí conserva es la nueva pantalla multimedia de 7”, de buena respuesta y con Android Auto y Apple Car Play, por lo que no extrañamos para nada el GPS (aunque salgan de nuestro bolsillo los datos del “celu”). También conserva el cruise control con limitador, climatizador bizona, y el tablero de instrumentos digital, casi idéntico al que equipa el Peugeot Partner desde el año pasado, un claro paso atrás con respecto a su predecesor. Familiarizarse con él no lleva mucho tiempo, pero, dependiendo de cómo pegue el sol, su reflejo nos impedirá verlo de manera clara...

(continúa en Parte II)

  • Link