Prueba Kia Cerato: Dame volumen (Parte II)

28/12/2017 13:00
Motorpress Autos

Kia apuesta un pleno a que el Cerato gane protagonismo en uno de los segmentos más interesantes del mercado. Mejor equipado y mejor hecho que el anterior, buscará cautivar un público que históricamente le fue indiferente. Manejamos el sedán, con caja automática y 154 CV que ya se vende en 30.200 dólares.

Desde la presentación de Carnival que Kia está con muchas ganas de mover el avispero. Es que, al igual que otras empresas de menor volumen que las generalistas, el cambio de coyuntura le sentó como anillo al dedo.

Correcto motor

Sin novedades bajo el capot, se mantiene el 2.0 Nu de 154 CV que llegó a la familia en 2013. Es un impulsor aspirado de entrega muy progresiva y algo rumoroso, en la medida justa, cuando trepa en vueltas.

No es el más brioso y la falta de una turbina lo priva de ese sacudón de cuando empieza a soplar el turbo, pero eso es más una cuestión de sensaciones de cada uno. En definitiva, las frías cifras indicaron prestaciones modestas y un consumo algo elevado en ciudad.

La caja, automática tradicional de seis marchas, de pasajes correctos y eficientes y con modalidad Eco y Sport (y levas) para exprimir la electrónica a discreción. Un dato curioso: no hay caja manual en toda la gama “porque el 40 % del mercado se está volcando a las cajas AT”.

Por el lado de las suspensiones, y pese al bajo perfil de los neumáticos, el comportamiento es bastante similar al de un regional, aunque ligeramente más rígido. Está lejos de ser arisco en ciudad, pero hemos rozado el voladizo delantero y hecho tope con los amortiguadores en algún lomo de burro pronunciado. Y mejor no agarrar pozos porque va a repercutir en el habitáculo.

Todo esto tiene su contracara en ruta o a velocidades constantes donde saca a relucir un temple muy bueno, con licencias en curvas de mediana y alta velocidad. Me gustó.

En definitiva, un vehículo que está algo más alejado del confort, pero en el punto justo y que da a cambio buenas sensaciones dinámicas.

Será o no será

Kia se la juega con una buena carta, con una oferta que es superadora, pero, en principio, respecto de lo que ofrecía antes. El segmento de los medianos crece, avanza, evoluciona y se vuelve día a día más competitivo.

Que este Cerato es mejor que el anterior, no caben dudas, pero ¿le permitirá colarse en la mesa chica de los referentes? Nuestra opinión a la vuelta de la página.

  • Link