Prueba: Volkswagen Up! TSI Pepper (Parte I)

12/10/2017 13:34
Motorpress Autos

Son pocas las marcas en el país que ofrecen tanta oferta deportiva en Argentina como Volkswagen. Repasemos: Golf GTI, Vento GLI, Passat R Line y Scirocco GTS. Algunas más radicales que otras, sí, pero van más allá de un simple agregado de plásticos o detalles en rojo. A este nutrido grupo se sumó desde el mes pasado la versión Pepper del Up!, que tranquilamente podría haber seguido esa premisa de retoque estético, pero que incluye un motor acorde a su nomenclatura. Las ganas de manejarlo eran muchas, sobretodo tras aquél primer brevísimo contacto que tuvimos con él en San Pablo, por lo que fue muy bien recibida la noticia de su disponibilidad para volver a ponernos al volante el tiempo suficiente para dar un veredicto sobre su desenvolvimiento.

No solo un motor potente
Que el bloque no tape el resto. Este Up! Pepper es parte de una renovada gama del chico de Volkswagen, que incluye diferencias en el tamaño, y algunos agregados de equipamiento. Si bien es el auto más básico de la marca, por muchas cosas no lo parece, incluso, se podría posicionar por encima de un Gol en varios aspectos. Uno de ellos es la presentación interior. En el Pepper se encuentran plásticos (todos duros) brillantes que simulan ser de “fibra de carbono”, superficies suaves, sin bordes filosos.

Con respecto al antecesor, el UP! 2018 no ofrece la pantalla desmontable y táctil de 5”, sino que es posible descargar la app “Maps and More” para tener las mismas funciones en el smarthone, que se podrá ubicar de manera firme en el Dockstation (también de nuevo diseño). Debajo de él, un nuevo display a color de sencillo funcionamiento complementa al “celu” con los comandos de la radio. Todo queda muy prolijo, y la buena vida a bordo se completa con regulación en altura de la butaca el conductor y volante, y muchas bandejas, posavasos y huecos presentes hasta en los paneles de puertas (algo que antes también ofrecía).

Para los que viajen atrás se mantienen los ganchos Isofix, tres apoyacabezas pero solo dos cinturones de tres puntos (el del medio, abdominal). El espacio es chico, por lo que es ideal para que viajen niños, mientras que el baúl mantiene la capacidad de 285 litros y su característico “doble fondo”, para dejar ocultas algunas pertenencias por debajo de la línea de la boca de carga, la cual sigue siendo bastante alta...

(continúa en Parte II) 

  • Link