Volkwagen Tiguan 2.0 TSI Allspace 4Motion DSG (Parte II)

12/04/2018 10:42
Motorpress Autos

(viene de Parte I)

Prestaciones y frenos que sorprenden
Para un SUV de casi 1,7 toneladas de peso en orden de marcha, acelerar de 0 a 100 km/h en muy poco más de 7 segundos habla de prestaciones de primer nivel, y que llegue a más de 190 km/h en apenas mil metros está más cerca de un vehículo deportivo que de un SUV de siete plazas. Estos valores son obra del motor de cuatro cilindros, doble árbol con inyección directa, turbo y distribución variable comandado por cadena. Su potencia es de 220 CV con un par motor máximo de 32,6 kgm a partir de las 1.500 vueltas y hasta las casi 4.000, que le permite circular a 130 km/h en D7 (caja DSG con doble embrague) a 2.300 rpm. No hay que ser matemático para deducir que en séptima marcha entrega unos 56 km/h cada mil vueltas.

Sin duda, los ingenieros de Volkswagen consideraron que, más allá de las prestaciones y velocidad final (223 km/h declarada), el nuevo Tiguan debía contar con poderosos y sobredimensionados discos de freno para detenerla en la menor distancia posible. ¡Y vaya si lo lograron…! Fue tal nuestra sorpresa al leer los valores que nos entregaba el Racelogic que realizamos las pruebas de frenado en varias ocasiones. Ya en el primer intento le comenté a Lucas: “Esto frena que es un infierno”. Esa fue la sensación que tuve, como si una mano gigante tirara del Tiguan y no lo dejara avanzar. El resultado fue sorprendente: 33,9 metros a 100 km/h como la mejor y 34,2 como la peor. Digno de un Porsche, una Ferrari o un Mercedes GTR…

El consumo corresponde a un vehículo de este tipo por potencia y peso: en el tránsito urbano registró 11,8 litros/100 y 9,5 en ruta a velocidad constante de 130 km/h en D7. 

La transmisión (con levas al volante) dispone de varias funciones (Nieve, Normal, Off) y el motor puede utilizarse en modo Eco, Normal, Sport o Sport+; el más deportivo ofrece una gestión motriz más radical y una asistencia de dirección menos ligera.

Posicionamiento    
El Tiguan Allspace solo tiene como rival directo –de siete plazas, tracción integral, caja automática y motor naftero– al Hyundai Grand Santa Fe (270 CV) a 66 mil dólares, frente a los 59.750 (alrededor de 1,2 millones de pesos) del Tiguan, que corre con la ventaja de ser producido en México, por lo que no es alcanzado por el impuesto “extrazona”. 
En síntesis, se trata de un SUV familiar con alto nivel de equipamiento de serie en la versión Highline que se ofrece al mercado a un precio competitivo dentro de su categoría y características. Si bien se ubica en un nicho muy específico, a la hora de decidir, el Tiguan se muestra como una alternativa más que atractiva.

A FAVOR
Nivel de equipamiento
Calidad general
Distancias de frenado
Prestaciones
Espacio interior

EN CONTRA
Baúl con 7 plazas
Visibilidad panorámica
Autonomía 
Auxilio temporal
Consumos

PERFORMANCE
Vel. Máxima declarada: 233 km/h
0-100 km/h: 7,3 seg
0-400 metros: 15,1 seg
0-1.000 metros: 27,8 seg
80-120 km/h en D: 5,1
100-0 km/h: 34,1 metros
130-0 km/h: 58,6 metros

CONSUMO l/100 km
A 100: 7,9
A 130: 9,5
Urbano: 11,8

PRECIO: US$ 59.750
Origen: México
Garantía: 3 años o 100.000 kms

 

  • Link