Ubicada en la localidad santafesina de Alvear, en el kilómetro 283 de la autopista que une Rosario con Buenos Aires, Boero S.R.L es el mejor ejemplo de una empresa que, mediante una innovación permanente, se capacita día a día para brindar lo mejor a sus clientes. Fundada por Carlos Boero, lleva treinta años en el mercado y fue reconocida desde sus primeros tiempos por dedicarse a la colocación de ejes adicionales, suspensiones, y otras modificaciones en chasis de camiones y semirremolques. En la actualidad, y desde que Ignacio Boero relevó a su padre, la firma se destaca por ser una de las pocas que producen ejes y suspensiones para proveer a las terminales más importantes del país. En nuestra visita a sus instalaciones, un predio de nueve hectáreas con 6.000 metros cuadrados cubiertos por dos inmensas naves, fuimos recibidos por Franco Carnevali quien está a cargo de Marketing y Comunicaciones de la prensa. Carnevali nos presentó a Lucas Borra, Gerente Comercial, y Gonzalo Armida, Gerente de Planta, para que nos guiaran a lo largo del recorrido.

Boero S.R.L. fabrica ejes y suspensiones para las principales empresas nacionales de semirremolques y también es proveedora de soluciones en camiones a terminales de importancia como Iveco, Mercedes Benz, Volvo y Volkswagen. “Hoy estamos produciendo elementos para un 40% del mercado”, explica Lucas Borra. “Nuestra premisa es darle al cliente un producto de calidad y al mismo tiempo atender a sus necesidades. Es por eso que disponemos, por ejemplo, de una red de instaladores que también son proveedores de servicio; por lo que el transportista no debe esperar por una atención en esta planta central sino que existen varios puntos de reparación distribuidos por todo el país. Con esto, evitamos traslados y tiempos de espera”, agrega el Gerente Comercial.

La firma con sede en Alvear fue una de las primeras empresas de Argentina y la primera en su rubro en certificar ISO. “Desde ese momento, se cumplió con la norma como si fuera la filosofía de empresa”, aclara Borra. “En Boero se le da mucha importancia a la calidad y eso se refleja en el sistema de gestión elegido para estandarizar todos los procesos”.

El futuro está aquí

Como su meta es innovar tecnológicamente y satisfacer primordialmente a sus clientes, Boero acompaña la incorporación al mercado de las unidades bitren con el desarrollo de una nueva suspensión integrada que se destaca por sus características de construcción, peso y performance. “La suspensión ITG es un diseño que, si bien aplica para cualquier tipo de remolques, es especialmente apto para bitrenes y cargas peligrosas. Se trata de un conjunto que tiene como ventajas su baja tara y un escaso mantenimiento, por lo que es ideal para el transporte actual. Si bien es un producto que se presentó hace un año, su desarrollo comenzó hace casi cinco, con etapas de prueba en laboratorio, ensayos en campo, y mucha preparación previa antes de lanzarla al mercado”, cuenta Lucas Borra.

En pocas palabras, Gonzalo Armida nos explica en qué consiste la suspensión ITG. “Desde el punto de vista del diseño, se caracteriza por estar construida en chapa microaleada de alta resistencia y por brazos rígidos que hacen las veces de barra de torsión. O sea, tenemos el brazo y el eje en una sola pieza. Con esto, se logró reducir el peso, obtener mayor estabilidad, y una sensible disminución en los costos operativos (si tenemos en cuenta otros modelos tradicionales)”.

Para producir el nuevo conjunto ITG, Boero debió equiparse con maquinaria, controles, y procesos acordes a una suspensión moderna. “Se realizó una importante inversión para comprar herramental de primer nivel como una tercera celda de soldadura robotizada que, acoplada a la actual línea de montaje de ejes (cuyos puestos de soldadura también son robotizados), aseguran una máxima eficiencia en la fabricación”, señala Borra. Por esta tecnología aplicada en su proceso y por su calidad y prestaciones, la nueva suspensión ITG fue elegida por los principales fabricantes del país y sus respectivos clientes. Si bien ya hace un tiempo que funciona con éxito en aplicaciones generales, ahora sólo depende de la oficialización gubernamental de la circulación de los bitrenes para que el sistema finalmente pueda implementarse por completo. ¿Qué falta? La habilitación de los corredores viales, aquellos recorridos punto a punto que deben adecuarse por sus características a las necesidades de las unidades en tándem.

De esta manera, desarrollando nuevos productos para satisfacer las necesidades de los clientes, incorporando otras tecnologías para adecuarse a los estándares de calidad requeridos, y brindando el mejor y más rápido servicio a quienes dependen de sus productos, Boero S.R.L da cuenta de los tres pilares que engloban los objetivos de la empresa: seguridad, orden y limpieza, eficiencia en la producción y mejora continua.