El Grupo Volvo está aumentando la producción de camiones en su planta industrial de Curitiba, Brasil. Por ese motivo, contrató cerca de 100 empleados a fines del año pasado y ya lleva contratadas unas 150 personas desde el inicio de 2018. 

Al respecto, Wilson Lirmann, presidente del Grupo Volvo América Latina señaló que ¨la reactivación económica y una expectativa de crecimiento de más de 30% en el mercado de camiones son grandes motivaciones para esta expansión¨.

A su vez, la exportación de buses también aumentó: las ventas externas ya alcanzaron el 75% del total de las transacciones. Con grandes negocios fuera de Brasil, Volvo entregó lotes de buses para muchos países, donde se destacan Panamá y Guatemala, que renovaron o ampliaron sus flotas de vehículos urbanos. Fueron vendidos un total de 1.055 chasis de buses el año pasado, 791 exportados. 

"Las recontrataciones ocurren después de uno de los períodos más difíciles de la historia del sector de transportes en Brasil, cuando en su pico llegó a una caída de 70% en las ventas de camiones. La previsión de Grupo Volvo es que la economía se recupere lentamente y que las ventas de camiones acompañen ese ritmo gradualmente", sostuvieron desde la compañía sueca.

Volvo, como viene ocurriendo en los últimos años, terminó como líder del segmento de camiones pesados en Brasil. Con 26,9% de participación, es la cuarta vez consecutiva que la marca lidera este mercado principalmente en el transporte de larga distancia. Su FH fue el camión pesado más vendido en 2017 con 4.505 unidades patentadas.