Luego de casi cinco años de la llegada de la nueva generación de la S10, General Motors Argentina (Chevrolet para los usuarios…) lanzó en la bella provincia de Salta la renovada gama del modelo, el cual incluyó un restyling estético y múltiples mejoras para incrementar su nivel de ventas. En este último apartado, es donde pierde terreno con la líder indiscutida, hablamos de la Toyota Hilux, y las Volkswagen Amarok y Ford Ranger, ambas peleando codo a codo por el segundo lugar en la lista de patentamientos. Pese a ubicarse por debajo de los modelos antes mencionadosdentro del mercado local, la Chevrolet S10 goza del liderazgo absoluto de la categoría en Brasil, su país de origen, relegando incluso a la afamada Hiluxproducida en Argentina.

Para ser que la fórmula ganadora depende, y mucho, de cada mercado y el tipo de usuario y preferencias. Por el momento, el producto de la marca del moño se posicionó en el cuarto escalón de la lista de ventas a nivel local. Y nada menos que un “refresh” para elevar los estandartes de calidad y equipamiento con el fin de exhibirse más completa y elegante frente al público.

En estas páginas, nos subimos a la versión más equipada de la gama, la High Country, con transmisión automática de seis marchas, doble tracción y los bienvenidos 200 caballos de potencia.

Le sientan bien

Replanteada principalmente en su frontal, la nueva S10 se luce estéticamente. La renovada parrilla es más ancha y alargada, conservando el listón que la divida con el respectivo moño dorado en el centro. Las ópticas también son nuevas e incorporaron un diseño más estirado (muy “felino”, por cierto…) junto a uno faros de LED diurnos. El paragolpes, que agrega los sensores de estacionamiento, también es de nueva manufatcura y se conjuga armoniosamente con el resto del frontal. En el lateral nada ha cambiado, y solo se aprecian las nuevas  llantas de 18” y detalles oscuros, específicas de la opción High Country. En el remate posterior, en tanto, no se perciben modificaciones a simple vista.

Ojos que no ven

Si usted fue usuario de una S10 de gama anterior, no solo notará los cambios a simple vista, sino que también percibirá un cambio en el confort de marcha. Los nuevos ejes compensatorios, una suspensión recalibrada y una barra estabilizadora más rígida hacen de la nueva S10 un producto más resistente fuera del asfalto y más noble a altas velocidades. A contramano, perdió levemente su confortable andar en ciudad, siendo ahora algo más saltarina.

Algo que remarcamos en la prueba del modelo antecesor fue la excesiva vibración del 2.8 cuando se pisaba el acelerador e incluso cuando se lo arrancaba. Los nuevos soportes de motor (las “patas”, para la jerga…) redujeron gran parte de su sus vibraciones, aunque sigue siendo rumoroso. Al mismo tiempo, la atención puesta en la insonorización del habitáculo es bienvenida, ya que se redujeron los ruidos filtrados en plena ruta.

Con estos cambios, la S10 High Country se muestra más liviana, reduciendo su peso en exactos 14 kilos. En materia de tecnología, se destaca el equipamiento de seguridad. A los controles de tracción y estabilidad, más las asistencias de frenado y arranque, se incorporan el alerta de cambio de carril, el aviso de colisión frontal y la cámara de estacionamiento trasera con guía. ¿Qué le falta? Ganchos Isofix, tercer apoyacabezas y una mayor dotación de airbags.

A nivel confort no tiene faltantes de gravedad, y se aprecia el sistema de encendido automático a distancia, el cual enciende el motor y el aire acondicionado luego de presionar durante 4 segundos un comando ubicado en la llave. Nada mal.

Potencia de sobra

Nada cambio en el 2.8 Duramax. Continúa ofreciendo 200 caballos de potencia y entrega 51 kgm de torque a 2.000 rpm, el mayor dentro de la categoría. Sus prestaciones son más que suficientes para sobrepasos en ruta y realizar incursiones off road con peso en la caja y carga a remolcar. Aunado a la caja de automática de seis relaciones, de rápido pasaje y leve patinamiento, se muestra enérgico en todo momento y ahora menos “gastador”. A 100 km/h viaja a 1.100 rpm en sexta marcha, consumiendo apenas 7 litros cada 100 km recorridos. Lo que merecería atención es la selección de las marchas en modo automático, ya que en varias oportunidades viajando entre 80 y 100 km/h debimos pasar a modo manual para “engranar” la sexta marcha, y así bajara más de 400las revoluciones del motor. Esta última relación es tan larga que por debajo de los 1.500 rpm el motor prácticamente no responde. Prioriza el consumo.

La nueva Chevrolet S10 HC 4x4 automática tiene un precio sugerido de 736.000 pesos al cierre de esta edición (mediados de febrero), un valor muy competitivo frente a las versiones más equipadas de sus tres rivales directos: Ford RangerLimited 4x4 AT, a 840.000; Toyota HiluxSRX 4x4 AT, a 839.100; y Volkswagen AmarokHighline I-Motion AT, a 833.000. Con estas modificaciones e incorporaciones tecnológicas, la nueva S10 achica la brecha frente a los “peso pesado”.

Equipamiento

-Doble airbag

-Alerta de cambio de carril

-Alerta de colisión frontal

-Apoyacabezas (4)

-Asistente de partida en pendiente

-Butaca conductor eléctrica

-Cámara de estacionamiento con guía

-Cinturones de seguridad inerciales (5)

-Climatizador automático

-Control de descenso

-Control de tracción/estabilidad

-Control de velocidad crucero

-Espejos eléctricos plegables

-Encendido remoto

-Estribos laterales

-Faros antinieblas del. y tras.

-Levantavidrios eléctricos (onetouchcond.)

-Luces automáticas y regulables en altura

-Lona marítima

-Monitoreo presión de neumáticos

-Ordenador de a bordo multifunción

- Sensor de lluvia

-Sensores de estacionamiento del. y tras.

-Sistema multimedia MyLink con pantalla táctil de 8”, Mirror Link, Car PLay, Bluetooth, USB, GPS y DVD

-Tapizado de cuero

-Volante con regulación en altura

Ficha técnica

MOTOR    
Combustible Diesel
Cilindrada    2.776 cm3
Cilindros/válvulas 4 en línea/16
Distribución Doble árbol de levas a la cabeza
Alimentación

Inyección directa Common Rail, turbocompresor de geometría variable e Intercooler

Potencia máxima 200 CV a 3.600 rpm
Torque máximo 51 kgm a 2.000 rpm
TRANSMISIÓN     
Tracción

Trasera, conexión electrónica a 4x4 (alta y baja) 

Caja de cambios Automática de 6 marchas
SUSPENSIONES   
Delantera 

Independiente con brazos articulados, barra estabilizadora y amortiguadores telescópicos presurizados

Trasera

Eje rígido con ballestas semielípticas de dos pasos y amortiguadores telescópicos hidráulicos de doble acción

FRENOS      
Frenos delanteros A disco ventilado
Frenos traseros A tambor
Asistencia

ABS, EBD, BAS, ESP y ASR

Dirección

A cremallera, con asistencia eléctrica

Neumáticos

265/60 R18

PESOS Y CAPACIDADES  
Peso en orden de marcha 2.094 kg
Capacidad de carga 1.031 kg
Tanque de combustible 76 litros
DIMENSIONES    
Largo/ancho/alto  5,408/1,874/1,795 m
Distancia entre ejes 3,096 m
Largo caja de carga 1,484 m
Ancho caja de carga 1,534 m
Alto caja de carga 584 m
PRESTACIONES   
Velocidad máxima 179 km/h
Aceleración 0 a 100 km/h 10 seg.
Consumo urbano  12,5 l/100 km
Consumo mixto 9 l/100 km