Tener en nuestro garaje un vehículo que aporte dos personalidades es algo que todo transportista, grande o pequeño, desea. Hablamos de aquel medio de transporte que durante el día a día puede cumplir con el oficio de soportar diversas cargas y trasladarlas a destino, y que, al mismo tiempo, puede ser un vehículo para cubrir la demanda de ocio en familia. Este producto versátil comenzó abriéndose camino en el segmento de los furgones livianos, con el Renault Kangoo como principal actor en sus versiones Breaky Express, para luego ofrecer al mercado local una opción Mixta, que resultaba de la fusión entre la configuración furgón y la familiar.

Intermedia

No es un verdadero furgón, pero la intención es esa. Tampoco es un vehículo familiar, pero la intención es esa. La Vito Mixto, tal y como indica su denominación, es un “mix” de dos productos, una opción intermedia que, según la demanda del mercado, resulta una de las configuraciones de mayor crecimiento dentro de la categoría.

Como remarcamos en la prueba de la variante Furgón 111 CDI realizada en la edición Nº 104 (diciembre-enero 2016), las medidas de la Vito son poco comunes dentro del segmento de utilitarios. Con este innovador producto, Mercedes buscó desarrollar un vehículo de carga que priorice la movilidad en ciudad, pero que supere la media de los furgones livianos, sin acercarse a las cotas y prestaciones de su hermano Sprinter. A diferencia del Furgón, solamente la capacidad y volumen de carga se vieron afectados. Pasó de 1.225 kg a 1.010 kg (215 kg menos), y de 6 a 3,6 m3, respectivamente.

Por otra parte, y por tratarse de una versión con aire familiar, Mercedes bien podría incorporar de serie una luneta trasera con desempañador, al mismo tiempo que un sensor de estacionamiento trasero y espejos con mando eléctrico no vendrían nada mal.

Bien por el poderoso sistema de calefacción para cubrir el volumen de esta versión. Los ocupantes traeros no sentirán ni frío ni calor.

Movilidad y economía

La única opción motriz para los modelos Vito Furgón y Mixto continúa siendo el 1.6 CDI de 114 bajo norma Euro 5 –requiere gasoil grado 3 para un mayor rendimiento y vida útil–, con inyección directa common rail y turbocompresor que envía los 114 caballos de fuerza al tren delantero mediante una caja manual de seis relaciones. Bien a mano, el selector es muy preciso, y se puede estar horas y horas al volante de la Vito sin que el brazo derecho sufra. En la opción Furgón, avalamos la configuración de la butaca que es suficientemente cómoda. En tanto, el volante, conserva un diseño deportivo, de buen grip, y que en esta versión Mixto posee regulación tanto en altura como en profundidad, brindando una posición de manejo realmente confortable.

Al igual que en el Furgón, el conjunto se lleva de maravillas, sin transmitir vibraciones al interior y silencioso. Solo la respuesta por debajo de la 1.800 rpm y con carga a tope da cuenta de que estamos frente a un motor de baja cilindrada. Enérgico por encima de las 2.000 rpm, en ciudad se desenvuelve con mucha soltura, terreno donde la dirección con asistencia eléctrica facilita considerablemente las maniobras, con un radio de giro que sorprende en espacios reducidos: 12,9 metros. En trayectos que invitan a cubrir distancias, la Vito va firme. Incluso mejor que muchos sedanes con mayor potencia. Sin embargo, en ciudad, y al igual que el Furgón, la suspensión nos sigue resultando algo rígida. Más aún si se tiene en cuenta que una de sus principales novedades radica en este apartado, ya que ofrece un esquema de suspensión trasera independiente –algo atípico en un vehículo comercial–, y deja de lado las ballestas o la barra de torsión.

Junto al eficiente esquema ABS, EBD y BAS, incorpora frenos a disco en ambos ejes. Si bien el pedal es esponjoso y de largo recorrido, y los sistemas electrónicos intervienen solo cuando es necesario, el poder frenante nos resultó más efectivo que el Furgón.

En materia de consumos, el promedio no superó los 7,5 l/100 km en plena urbe, siempre respetando las señales del “Shift Up” (indicador de inserción de marcha que se muestra en el ordenador de a bordo), con promedios que se vieron reducidos hasta llegar a los 6,5 litros. Esto se debe a que no utilizamos el aire acondicionado, lo que sí ocurrió con el Furgón probado con anterioridad.

La Vito continúa sin serios rivales dentro de la categoría a excepción del Expert de Peugeot importado desde Francia. A un valor muy elevado para el nicho al que pertenece, 34.600 dólares, unos 2.140 dólares plus respecto al Furgón, cuenta con un año de garantía y deja en la lista de faltantes algunos elementos de confort y otros ítems que son requeridos en este tipo de vehículo, como los espejos eléctricos, luneta trasera, doble puerta lateral corrediza y el criticado portón levadizo. A contramano, los componentes de seguridad, la calidad de los materiales y la eficiencia de su motorización dan cuenta de que estamos al volante de un producto que en su frontal, indudablemente, resalta la estrella de tres puntas.

A favor

-Calidad general

-Consumo/prestaciones

-Equipamiento de seguridad

-Equilibrio de las suspensiones

-Segunda fila removible

En contra

-Faltantes de confort

-Una sola puerta lateral

-Portón trasero enterizo

-Precio final

-Garantía

Equipamiento de serie

-Airbag conductor

-Aire acondicionado

-Argollas (8) de sujeción en zona de carga

-Attention Assist - Sistema de alerta por cansancio

-Butaca conductor regulable en altura, profundidad e inclinación

-Cierre centralizado con mando a distancia

-Equipo de audio con Bluetooth/USB/Aux-in/SD

-Ganchos Isofix

-Hill Start Assist - Sistema de ayuda al arranque en pendiente

-Luces con regulación eléctrica en altura

-Levantavidrios eléctricos one touch

-Luz de freno adaptativa

-Ordenador de a bordo

-Segunda fila de asientos removible

-Side Wind Assist - Asistente para viento lateral

-Volante con regulación en altura y profundidad

ESP Adaptativo 9.i con:

-EBD (Distribuidor electrónico de la fuerza de frenado)

-ABS (Sistema antibloqueo de frenos a discos en ambos ejes)

-ASR (Sistema de control de tracción)

-BAS (Servofreno de emergencia)

-ROM (Limitación de riesgo de vuelco)

-RMI (Intervención en movimientos desestabilizadores)

-LAC (Control adaptativo de la carga)

-EUC (Control de subvirado)

-TSA (Sistema de estabilización de remolques)

Ficha técnica

MOTOR    
Combustible Diesel Euro 5
Cilindrada    1.598 cm3
Cilindros/válvulas 4 en línea/16
Distribución    Doble árbol de levas a la cabeza 
limentación

Inyección directa Common Rail, turbocompresor e Intercooler

Potencia máxima 114 CV a 3.800 rpm
Torque máximo 28,5 kgm entre 1.500 y 2.500 rpm
TRANSMISIÓN     
Tracción

Delantera

Caja de cambios Manual 6 marchas
SUSPENSIONES   
Delantera 

Independiente, tipo McPherson, resortes helicoidales, amortiguadores y barra estabilizadora

Trasera

Independiente, con brazos oblícuos, resortes helicoidales, amortiguadores y barra estabilizadora

FRENOS      
Frenos delanteros A disco ventilado
Frenos traseros A disco
Dirección

Eléctrica con asistencia variable

Neumáticos

195/65 R16

PESOS Y CAPACIDADES  
Peso en orden de marcha 2.040 kg
Capacidad de carga 1.010 kg
Tanque de combustible 70 litros
DIMENSIONES    
Largo/ancho/alto  5,140/2,249/1,910 m
Distancia entre ejes 3,200 m
Largo caja de carga 1,664 m
Ancho caja de carga 1,695 m
Alto caja de carga 1,337 m
Volumen de carga 3,6 m
PRESTACIONES   
Velocidad máxima 168 km/h
Aceleración 0 a 100 km/h 15,5 seg.
Consumo urbano  7,5 l/100 km
Consumo mixto 5,5 l/100 km