Parecía difícil superar un producto tan exitoso y eficiente como la Hilux, un producto global que desde su lanzamiento en 1968 parece no tener límites evolutivos. Luego de tomar contacto durante su presentación en Mendoza a fines de 2015, renovación nos subimos una semana a la versión más equipada, en la cual apreciamos la total de la gama. Para ello, Toyota tomó una hoja en blanco y comenzó a delinearla desde cero, partiendo desde su plataforma. Razón por la cual evolucionó radicalmente en diseño. También los apartados que corresponden a robustez, mecánica, confort, seguridad y tecnología de a bordo se vieron profundamente mejorados para ofrecer al usuario un vehículo que se perfeccionó hasta en el más mínimo detalle.

La hora de la modernización

Desarrollada sobre un nuevo chasis, el principal cambio a nivel estético se aprecia en el frente, con un conjunto más a tono con la imagen global de Toyota. Allí se destacan las cuatro barras cromadas horizontales, que a su vez marcan una continuidad con las ópticas y las nuevas luces diurnas de LED y faros con lámparas de xenón, un componente exclusivo de esta versión SRX. En el lateral sobresalen las modernas llantas en medida de 18 pulgadas, con nuevos espejos exteriores que ahora se rebaten eléctricamente, y el ángulo negativo del remate de las ventanillas traseras.

Los cambios han sido más profundos en el habitáculo, a tal punto que no quedó nada que recuerde a la generación anterior. Cuenta ahora con una plancha que emula a la del Corolla, con una terminación digna de mencionar. También ofrece una importante pantalla central táctil desde la cual se comandan todas las funciones multimedia, nuevo volante e instrumental con un completo ordenador de a bordo (poco intuitivo a la hora de leer la información y buscar las distintas funciones). Además, el aire es totalmente avanzado y tecnológico.

La Nueva Hilux modificó sus dimensiones con respecto a la generación anterior. Es 7 cm más larga (5,33 m), 2 cm más ancha (1,85 m) y 4,5 cm más baja, aunque en este aspecto incide el despeje del modelo según cada mercado. Donde no hubo alteraciones es en la distancia entre ejes, que se mantiene en 3,08 metros, aunque sí se amplió el espacio para las plazas posteriores, con 3,3 cm plus. La caja de carga de las versiones doble cabina incrementó su tamaño: ahora es 3 cm más alta (48 cm), 2,5 cm más ancha (1,54 m) y 0,5 cm más larga (1,52 cm) que en la Hilux anterior. Además, y para brindar mayor durabilidad, el soporte del portón trasero está equipado con placas de acero.

Cambio radical

Importados desde Tailandia hasta mediados de 2016, fecha en que iniciarían su producción en la planta de Zárate, la familia de propulsores turbodiésel también fueron desarrolladas desde cero. Se trata de dos mecánicas denominadas GD (por Global Diésel), ambas de 4 cilindros y 16 válvulas, con turbo de geometría variable y que dejan de lado la correa de distribución por una eficiente cadena. En esta variante SRX, el block es un 2.8 litros de 177 CV (en reemplazo del 3.0 de 171). Con 45,8 kgm de torque –30% más que en el motor anterior– entre 1.600 y 2.400 rpm, la curva se muestra más plana, y las vibraciones y ruidos del mismo fueron notablemente reducidas.

Los frenos, con un sistema ABS intrusivo que no deja ninguna situación al azar, poseen un pedal de correcto recorrido y se muestran eficientes sobre todo en periplos de baja adherencia y con distancias de frenado acordes al peso del vehículo.

Tecnología aplicada

Otra gran evolución en la Nueva Hilux se aprecia en el equipamiento tecnológico que posee, ya sea de seguridad como de confort. Dentro del primer ítem, incorpora de serie en todas sus versiones ABS, EBD, controles de estabilidad (VSC) y tracción (TRC), asistente de arranque en pendiente (HAC), control de balanceo de tráiler (TSC), que ayuda a mantener la pick up y su remolque en línea recta. Además, las versiones más equipadas, como la SRX, suman control de descenso en pendiente (DAC), control de tracción activo (A-TRC), que como novedad ahora también actúa sobre el eje delantero. A su vez, y dentro de lo que refiere a seguridad pasiva, esta SRX adopta siete airbags (frontales, laterales, de cortina y de rodilla para conductor). También, los anclajes Isofix para sillas infantiles y el quinto apoyacabeza, de serie en todas las versiones doble cabina, que no estaban presentes en la generación anterior.

A 750.300, la Nueva Hilux se convierte en la “chata” de mayor valor dentro de la categoría, sin tener en cuenta a Amarok Ultimate (752.400) ya que responde a una opción limitada. Por el momento, la familia no se ofrecerá con motorizaciones nafteras, como sí ocurría con el modelo anterior (2.7 litros de 4 cilindros y 170 CV). Sin embargo, según directivos de Toyota Argentina, está en los planes incorporar opciones con esta mecánica a medida que haya una demanda del mercado. La garantía, por su parte, sigue siendo de 3 años o 100.000 km.

Ya está entre nosotros. A diez años de su última generación, la nueva Hilux se ve modernizada según la demanda de los usuarios y de la categoría. Una reina que renueva su apuesta en el país tras la fuerte inversión por parte de Toyota Argentina en su planta de Zarate. ¿Seguirá siendo líder?

A favor

-Equilibrio de las suspensiones

-Equipamiento de confort

-Seguridad activa y pasiva

-Posición de manejo

-Calidad de materiales

En contra

-Respuesta del motor en bajas rpm

-Sin sensores de estacionamiento

-Caja de cambios (modo manual)

-Consumo en ciudad

-Precio elevado

Equipamiento

-Airbags frontales, laterales, de cortina y rodilla

-Anclajes Isofix

-Asistente de arranque en pendiente y descenso

-Audio con pantalla táctil de 7”, USB y Bluetooth

-Butaca conductor eléctrica

-Bloqueo de diferencial trasero

-Controles de tracción (activo) y estabilidad

-Control de balanceo del tráiler

-Cámara trasera para estacionamiento

-Cruise Control

-Climatizador automático

-Espejos eléctricos, rebatibles y calefaccionados

-Frenos ABS, EBD, BA y EBS

-GPS, DVD, TV Digital

-Ingreso inteligente (Smart Entry System)

-Levantavidrios eléctricos con one touch

-Lámparas regulables en altura y faros de led

-Modos de manejo (Eco y Power)

-Protector de cárter “Heavy Duty”

-Salida de 220v

-Sistema de encendido por botón

-Tapizado de cuero

-Volante multifunción y doble regulación

Ficha técnica

MOTOR    
Combustible Diesel
Cilindrada    2.755 cm3
Cilindros/válvulas 4 en línea/16
Diámetro x carrera  92 x 103,6 mm
Distribución    Doble árbol de levas a la cabeza (cadena)
limentación

Inyección directa Common Rail, turbocompresor TGV e Intercooler

Potencia máxima 177 CV a 3.000 rpm
Torque máximo 45,8 kgm entre 1.600 y 2.400 rpm
TRANSMISIÓN     
Tracción

Trasera, 4x4 reducida con accionamiento electrónico. ADD (Desconexión automática de diferencial) y A-TRC (Control de tracción activo)

Caja de cambios Automática de marchas
Embrague Convertidor de par
SUSPENSIONES   
Delantera 

Independiente con doble brazo de suspensión, resortes helicoidales, amortiguadores telescópicos y barra estabilizadora

Trasera

Eje rígido con elásticos longitudinales y amortiguadores telescópicos

FRENOS      
Frenos delanteros A disco ventilado
Frenos traseros A tambor
Dirección

A cremallera con asistencia hidráulica

Neumáticos

265/60 R18 

PESOS Y CAPACIDADES  
Peso en orden de marcha 2.115 kg
Capacidad de carga 795 kg
Tanque de combustible 80 litros
DIMENSIONES    
Largo/ancho/alto  5,330/1,855/1.815 m
Distancia entre ejes 3,085 m
Largo caja de carga n/d
Ancho caja de carga n/d
PRESTACIONES   
Velocidad máxima 177 km/h
Aceleración 0 a 100 km/h 11 seg.
Consumo urbano  10,5 l/100 km
Consumo mixto 9 l/100 km