El Hi-Way, galardonado con el “Truck of theYear 2013” por los medios especializados en vehículos comerciales de Europa, llega al mercado local importado desde Brasil gracias a la entrada en vigencia de la norma Euro 5. Disponible en opciones 4x2 y 6x4 con potencias de 480 y 560 caballos, respectivamente, el Hi-Way es un producto diferente a lo que Iveco acostumbra a ofrecer a sus clientes. Luego de ingresar a un mercado tan arduo como el brasilero, le tocó llegar al nuestro, quizás el más bravo. Para corroborar la gran apuesta del fabricante con este novedoso producto, probamos la una unidad 6x4 de 560 caballos, siendo el Iveco más potente en la historia de la marca. Pero no solo eso. También hace gala de su nivel de calidad y tecnológico implementado, junto a una de las cabinas que será, a partir de ahora, una de las más grandes y confortables en Argentina.

Distintivo

Dese su presentación en Europa, el Hi-Way se diferenció del resto de la gama de productos de Iveco, si bien hoy todos los modelos ofrecidos en ese mercado se asemejan a simple vista. Basado en la imagen del Glider, concept que adelantó las líneas de los futuros productos de la marca en Hannover 2011, se distingue principalmente por su calandra, las dimensiones de la cabina y su diseño aerodinámico. Muy diferente al resto de los Iveco nacionales.

Pese a tratarse de un camión de nueva manufactura,  está desarrollado sobre el chasis del Stralis actual, del cual hereda largueros, suspensión, ejes y frenos. El resto es todo nuevo. Moderna y adaptada al chasis en cuestión, la cabina fue el aspecto de mayor preponderancia para Iveco a la hora de diseñar el Hi-Way. Con 2,5 m de ancho, por 2,25 metros de largo, está preparada para albergar cómodamente al chofer y acompañante, y se presenta como una opción a tener en cuenta frente sus rivales suecos.

Aquellos usuarios de un Stralis o Cursor notarán que el habitáculo del Hi-Way en nada se asemeja al resto de la gama de productos de la casa italiana.

Para empezar, la cabina ofrece un piso semi-plano y una altura de 1,98 m que permite estar parado y moverse sin la necesidad de agacharse. Totalmente orientada hacia el conductor, y lejos de parecerse a la del Stralis “a secas”, la plancha central incorpora todos los comandos necesarios, que se ubican muy a mano. Debido a sus medidas, la cabina alberga un área de descanso con dos literas de 2 metros largo por 74 cm de ancho (la de abajo de doble colchón, muy confortable).

A la espera del ESP

Si tenemos en cuenta que estamos frente a un camión específico para cubrir largas distancias, el equipamiento y la tecnología son moneda corriente en el Hi-Way. Punto aparate para la seguridad, que deja en el debe un sistema de frenos a disco en todos los ejes, suspensión neumática y control de tracción (ASR) y estabilidad (ESP), que no se ofrecen de serie ni opcionalmente. Estos componentes, estarán disponibles a partir de 2017.

Dentro de las novedades, Iveco optó por un parabrisas de mayor inclinación que en el Stralis, con el fin de brindar un mayor ángulo de visión. A los espejos exteriores, eléctricos y con desempañador, se suman el frontal y de maniobra, otorgando mayor seguridad y visibilidad hacia atrás. La butaca tapizada en cuero con múltiples regulaciones, junto al volante multifunción de doble regulación, hacen que todo conductor encuentre fácilmente su posición de manejo.

También acompañan al apartado tecnológico una serie de elementos como el sistema de cortinado eléctrico, que no deja entrar ningún tipo de luz al sellar el parabrisas por completo, o el Climatic con control remoto, que permite comandarlo sin la necesidad de moverse de la butaca… o del área de descanso.

Además, y como equipamiento a destacar, la cabina del Hi-Way facilita el trabajo a la hora de ingresar a la cadena cinemática, ya que incorpora, también de serie, un sistema de rebatimiento eléctrico de cabina.

Potencia automatizada

Para ocupar la categoría de camiones por encima de los 500 caballos, franja en la que Iveco no participaba hasta el día de hoy, el encargado de superar esta cifra es de origen FPT (Fiat Powertrain). Se trata del Cursor 13 fabricado en Argentina, el cual recibió sendas modificaciones para cumplir con la demanda y tipo de producto al cual debe entregar todo su potencial. Los 560 caballos son obtenidos, mediante la colocación de un turbo de geometría variable de mayor tamaño junto a un seteo electrónico para exprimir al máximo el potencial de este seis cilindros, sin dejar de lado el ahorro de combustible. Una de las novedades que Iveco decidió implementar en toda su gama Stralis es la adopción de una caja automatizada de serie. Acoplada al propulsor, la AsTronic (Eurotronic en el Hi-Way), propiedad del fabricante ZF, es una caja automatizada de muy buen rendimiento, y que se adapta eficientemente a los requerimientos del motor y de la presión que se ejerce en el acelerador. Su comando, algo atípico, se ubica a la derecha del instrumental, y mantiene las teclas para insertar los modos D (Drive), R (Reversa) y N (Neutro).. A medida que se va acelerando, la caja puede pasar de 3ª a 6ª si es necesario, realizando escalonamientos precisos, rápidos y sin sobresaltos. Durante la prueba, circulamos a un promedio de 40 km/h en 13ª marcha a descansadas 1.100 rpm. Y sin importar el peso o condiciones, en todo momento el conjunto se centra en el rango verde del cuentavueltas, entregando su torque máximo (2.500 Nm) desde las 1.000 rpm. Correcta insonorización de la cabina y cero vibraciones percibidas.

Entre otras funciones, la caja cuenta también con un modo Slow, específico para obtener una sensibilidad mayor del acople del embrague durante maniobras de estacionamiento.

Pese a no contar con sistemas como el ESP o frenos a disco de serie, el Hi-Way se beneficia del freno motor CEB de dos etapas, las cuales se combinan con el Intarder. Comandado desde la palanca a la derecha del volante, en una primera etapa, acciona el freno por descompresión, y en la segunda se suma la mariposa de obstrucción de los gases de escape alcanzando una potencia de retención de 415 CV. En las etapas subsiguientes, seis en total, se combina con el Intarder, para disponer de 563 CV plus, totalizando 978 caballos de potencia única de frenado. Una cifra que se alcanza sin la incorporación de un Retarder.

Ficha técnica

MOTOR    
Modelo

FPT Cursor 13 / 12,9 litros

Cilindros/válvulas 6 en línea / 24
Alimentación

Unidades individuales de inyector bomba Bosch, turbo TGV y Aftercooler

Diámetro x carrera 135 x 150 mm
Relación de compresión 16,5:1
Potencia máxima 560 CV a 1.900 rpm
Torque máximo 254,9 kgm entre 1.000 y 1.500 rpm
Tecnología Euro 5 SCR
TRANSMISIÓN     
Caja de cambios

ZF 16AS 2630 TO EuroTronic

Nº de marchas 16 + 2
Embrague

Diafragma monodisco en seco 430 mm, automatizado

Tracción 6x4
CABINA  
Tipo

Hi-Way, dormitorio, alta

SUSPENSIONES   
Delantera 

Ballestas parabólicas, amortiguadores telescópicos de doble acción y barra estabilizadora

Trasera

Mecánica, tipo Cantilever, con ballestas principales parabólica

DIRECCIÓN  
Marca/Modelo

ZF 8097 Servocom

Tipo Asistencia hidráulica
FRENOS      
Servicio

Neumático, a tambor en ambos ejes

Adicional

Freno motor CEB (415 CV) + ABS + Intarder (563 CV)

DIMENSIONES Y PESOS

 

Distancia entre ejes

3.500 mm

Capacidad de tanque

600 + 300 litros (aluminio)

Depósito de urea 55 litros (Opc. 100 litros)
Peso eje delantero 7.100 kg
Peso eje trasero 21.000 kg
Peso bruto total (PBT) 28.200 kg
Capacidad máxima de tracción (CMT) 80.000 kg
Tara 9.710 kg
RUEDAS  
Llantas

8.25 x 22,5"

Neumáticos

Michelin X Multiway 295/80 R22,5