Por tercera vez consecutiva, Ducati vuelve a estar presente en su atractivo stand del Pabellón azul del 8° Salón Internacional del Automóvil de Buenos Aires. En esta oportunidad exhibió cuatro novedades que estarán disponibles en la red de concesionarios oficiales Ducati desde julio.

La Multistrada 950 es una combinación de la Multistrada 1200 con la Multistrada 1200 Enduro, resultando de las dos una moto compacta equipada impulsada por un motor bicilíndrico Testastretta de 937 cc. Además, cumple las normativas Euro 4, tiene refrigeración por líquido y una potencia máxima de 113 CV a 9000 rpm.

La SuperSport, por su parte, reúne confort y versatilidad para el tránsito urbano. Además, su vocación turística queda evidenciada a partir de su parabrisas de plexiglás, ajustable en dos posiciones con un recorrido de 50 mm para asegurar la máxima protección aerodinámica incluso a velocidades elevadas, la posibilidad de instalar maletas laterales y la autonomía proporcionada por el depósito de 16 litros. Su motor Testastretta 11° alcanza los 113 CV, pesa 210 kg y permite equiparla con los los paquetes Sport, Touring y Urban.

Por su parte, la Scrambler Cafe Racer es la interpretación que hace Scrambler de las legendarias motos deportivas de la firma en los años 60, pero con una impronta actual. Esta inspiración se ve materializada en los semimanillares con espejos laterales insertados de gota y paneles intercambiables y en el escape de doble salida Termignoni. Esta Scrambler lleva los nuevos Pirelli Diablo Rosso II con llantas de 17 pulgadas de aluminio y lleva consigo el espíritu de la cultura "Rocker", recreando uno de los momentos más influyentes en la historia del motociclismo.

Por último, la Monster 797 (Avant Premier) es una clásica deportiva de la marca italiana, ideada para una conducción ágil a partir de su posición de conducción y sus prestaciones, con un bicilíndrico Desmodue que alcanza los 75 CV de potencia.