La última fecha del Campeonato Mundial FIM de EnduroGP se disputó en Rudersdorf, un pequeño pueblo alemán a las afueras de Berlín. Hasta allí, el británico Steve Holcombe llegó necesitando acumular al menos 10 unidades para convertirse en Campeón del Mundo de EnduroGP, pero terminó llevándose 40 puntos debido a la doble victoria obtenida. De esta manera, se convirtió por segundo año consecutivo en el mejor de EnduroGP y sumó también el título de Campeón del Mundo de Enduro 3.

Por su parte, su compañero Brad Freeman también tuvo un papel protagónico para el Equipo Beta Boano, ya que no solo ganó el título en la clase de Enduro 1, sino que además cerró como sub-campeón en la división GP de Enduro, por detrás de Steve Holcombe. A su vez, Matteo Cavallo, también integrante de la escuadra toscana se llevó el título de Campeón del Mundo Junior.

“¡Estoy muy contento de ganar este título! El año se inició mal con mi fractura de costilla, pero después del GP de Trentino volví a concentrarme y pasé el verano preparándome para las últimas tres competencias. Todo salió muy bien y estoy orgulloso de coronarme como Campeón del Mundo de EnduroGP por segundo año consecutivo”, manifestó Holcombe.