Es una de las clases más difíciles. La división Original recuerda a los primeros aventureros del Dakar que se lanzaban a la competencia sin la ayuda de algún equipo o grupo de asistencia. En la última edición disputada en Perú, el italiano Mirko Pavan logró el cuarto lugar en esta clasificación especial a bordo de una Beta RR 430 del equipo NSM Team. 

Pavan, debutó en esta edición del Dakar, y en su clase solo fue aventajado por el holandés Edwin Straver, el francés Arnold Brucy y Sjors Van Heertum, también de Holanda. En tanto, fue duodécimo entre los “rookies” y, en la sumatoria final de quienes arribaron a Lima, logró el puesto 54, todo un mérito.