Nueva madrugada de sábado para seguir las acciones de MotoGP y sus clases soportes y más incentivos para no caer en la somnolencia de las altas horas. El espectáculo en Phillip Island fue entretenido desde la primera carrera. 

Jorge Martín largó por décima vez en el año desde la pole pero tuvo que lidiar bastante para obtener un buen resultado. El pelotón de punta estuvo integrado por casi 20 motos que permanentemente se disputaron la vanguardia. Marco Bezzecchi había clasificado mal, pero desde el puesto 15 se sumó a la lucha por la victoria hasta que se topó con Gabriel Rodrigo. Por quinta vez en esta temporada, el italiano fue derribado por otro piloto cuando tenía chances de triunfo. Otras caídas de consideración involucraron a los compañeros del equipo Bester Capital Dubai (Jaume Masia y Marcos Ramírez) en un golpe verdaderamente aparatoso y a otros dos candidatos como lo eran Tony Arbolino y Dennis Foggia. Los catorce primeros pilotos cruzaron la línea de meta encerrados en 989 milésimas. Ganó Albert Arenas (KTM) quien lideró solo dos vueltas en el año y suma dos victorias (Francia y Australia). Sus escoltas en el podio fueron Fabio Di Giannantonio (sigue con opciones de título) y el debutante Celestino Vietti (reemplazó al lesionado Bulega a partir de Japón). El líder Jorge Martín fue cuarto, y ahora le lleva 12 puntos de ventaja al pobre de Marco Bezzecchi. Nada está definido.

Con semejantes emociones en la competencia que abrió la programación tuvieron que esmerarse mucho los chicos de Moto2 para realizar una prueba entretenida. Sin embargo lo consiguieron, porque el poleman Mattia Pasini se cayó solo en la primera vuelta, Iker Lecuna también perdió chances importantes de figurar tras un prematuro revolcón, Lorenzo Baldassarri se desparramó tras una salida de pista y el lote principal de competidores se dividió en dos para generar distintos puntos de atracción: por la carrera y por el campeonato. Por la victoria pelearon Brad Binder, Xavi Vierge, Luca Marini y Joan Mir; en tanto que atrás también se enfrentaron coincidentemente sus compañeros de equipo, tal el caso del retador Miguel Oliveira, Marcel Schrotter (salió desde el fondo tras perder su puesto en la primera fila), el puntero provisional Francesco Bagnaia y Alex Márquez (el único que quedó descolgado en medio de los dos grupos). La carrera la ganó Binder con KTM, escoltado por Mir y Vierge, en tanto que Bagnaia fue duodécimo, a los escapes de Oliveira, con el objetivo de mantener a raya a su rival en la lucha por el título. Ahora, entre ambos hay 36 unidades, por lo que “Pecco” puede coronarse en Malasia.

MotoGP tampoco defraudó y mantuvo en alto la vara con una carrera peleada desde que se apagó el semáforo.  Las primeras vertiginosas vueltas, con varios sobrepasos y adelantamientos, se cortaron con la brutal caída de Johann Zarco al impactar contra la moto de Marc Márquez, ¡a casi 300 km/h! Sin consecuencias personales, Márquez abandonó por tercera vez en Australia después de venir coronado desde de Japón, en una seguidilla que parece increíble. Pero, quien cortó una racha negativa fue Maverick Viñales al otorgarle el triunfo a Yamaha después de 25 carreras. Justo con su numeral #25, el español capitalizó el abandono del campeón y una vez que superó a Andrea Dovizioso estableció diferencias definitorias. Con esta victoria, España suma ahora 599 triunfos en el historial por naciones y es escolta de Italia, que manda con 801 éxitos. 

Andrea Iannone sorprendió al lograr su cuarto podio de la temporada escoltando al vencedor, mientras que “Dovi” fue tercero y le sacó 15 puntos a Valentino Rossi (sexto al final) en la lucha por el subcampeonato. Buenos trabajos también en Australia para Álvaro Bautista que reemplazó a Jorge Lorenzo en la segunda Ducati oficial y de Jack Miller, quien se lució ante su público con un elaborado séptimo puesto. 

En pocos días, última noche de sábado a toda emoción con la disputa del GP de Malasia en Sepang. No te duermas!!!