Sólo faltan siete carreras para el final de la temporada y la corona aún es verdaderamente incierta. Hay cinco pilotos en 35 puntos y todo puede suceder de acá a Valencia, donde se disputará la última carrera el 12 de noviembre.

 

A pesar de la paridad, quien domina la contienda es Marc Márquez con 174 puntos, con cierto margen respecto a su escolta, el italiano Andrea Dovizioso -158- que con su Ducati está llevando a cabo un año sobresaliente. Más de lejos miran las Yamaha de Maverick Viñales -150- y Valentino Rossi -141-, y la otra Honda del experimentado Dani Pedrosa -139-.

En cuanto a momento, pareciera ser el de las Ducati y las Honda. Valentino, decepcionado, declaró ayer: “No me veo en la lucha por el Mundial de MotoGP. Ya en la pretemporada no iba fuerte. Probablemente, durante el año mejoraron los otros, que conseguieron desgastar menos las gomas y ser rápidos en la segunda mitad de las carreras”, concluyó el italiano.

 

 

Sin embargo, todo está por verse en el GP de Gran Bretaña, que es a las 11.30 (hora argentina) y servirá de puntapié inicial para el segundo tercio del Mundial: el más apasionante, el de las definiciones.