Si a alguien todavía le quedaban dudas acerca del porqué del apodo de “catedral” para el circuito de Assen, a partir de este domingo todo está más claro. Pero más que “catedral”, por alguna connotación religiosa, el trazado holandés debería tener fama de “cátedra” pues los mejores pilotos del mundo impartieron este domingo una lección de cómo se debe hacer una gran carrera.

Las 26 vueltas de la final de MotoGP no tuvieron respiro y desde que se apagó el semáforo hubo disputas para todos los gustos. El lote de punta nunca tuvo menos de cinco motos dirimiendo la victoria, y en algunos casos llegó a tener hasta nueve contendientes. Se produjeron duelos entre Lorenzo y Rossi (con toque incluido), entre Márquez y un sorprendente Rins (también con toque), entre Márquez y un inspirado Viñales, entre Rossi y Dovizioso, y varios enfrentamientos más en una lista que se antoja interminable.

Finalmente Marc Márquez sacó un poco de ventaja en los últimos escarceos y fue definitoria para ganar su cuarta carrera de la temporada. Alex Rins y Maverick Viñales lo escoltaron en el podio; mientras que Andrea Dovisiozo y Valentino Rossi completaron el quinteto de punta después de enredarse entre ellos cuando estaban al frente y faltaban dos vueltas. Jorge Lorenzo demostró que está para seguir ganando con Ducati pero perdió ritmo debido a una elección diferente en sus neumáticos. Y, como saldo del GP de Holanda, se puede afirmar que nada está dicho para un campeonato muy competitivo, cuando todavía no se llegó a la mitad del torneo.

En Moto2, no hubo pelea por la punta ya que Francesco Bagnaia lideró desde la largada hasta el final, pero sí se produjeron acciones importantes en la lucha por el puesto de escolta. Primero se disputaron esa posición Marcel Schrotter, Alex Márquez, Joan Mir y Xavi Vierge. Más tarde, desde atrás llegó Fabio Quartararo y fue quien se quedó con el segundo lugar, por delante Márquez Jr.

Por su parte, Jorge Martín se fue sumamente satisfecho de Holanda ya que no sólo ganó una disputada competencia sobre Aron Canet y Enea Bastianini, sino que la caída de Marco Bezzecchi en la última vuelta lo dejó como líder provisional del certamen. El próximo episodio mundialista será el fin de semana del 15 de julio, cuando se dispute en Sachsenring el Gran Premio de Alemania.