La decimotercera fecha del campeonato del mundo se sacó las ganas de correr en Misano después del fiasco por lluvia en Silverstone. El espectáculo arrancó con Moto3 y una reñida competencia que se definió sobre la línea de sentencia. Antes, una caída múltiple fracturó el compacto pelotón de punta que peleaba por la vanguardia. Después del ‘strike’ en la curva de ingreso a la recta de meta, quedaron solos adelante: el poleman Jorge Martín, el hispano-argentino Gabriel Rodrigo, el líder provisional hasta entonces Marco Bezzecchi y los locales Fabio Di Giannatonio y Lorenzo Dalla Porta. Tras el pavoroso revolcón, abandonaron: Jaume Masia, Aron Canet, Ayumu Sasaki, Niccolo Bulega y Enea Bastianini. A partir de allí, el quinteto de punta generó varios sorpasos a la espera del momento de la definición. El panorama se aclaró cuando Marco Bezzecchi se fue al piso al ingresar a la última vuelta (es la tercera vez que le pasa en el año, porque también se cayó sobre el final de Le Mans y Assen). La carrera la ganó Dalla Porta, por 58 milésimas sobre Martin (nuevo puntero del certamen), mientras que tercero fue Di Giannantonio y cuarto Rodrigo.

Moto2 presentó una carrera aburrida en la lucha por la punta hasta que aconteció el “incidente Frenati”. El líder del certamen Francesco Bagnaia partió desde la pole y estableció una buena diferencia, mientras por detrás la lucha estuvo centrada por el puesto de escolta: con Miguel Oliveira, Marcel Schrotter, Mattia Pasini, y Joan Mir entre los principales protagonistas. Sin embargo, la atención se la llevó el duelo entre Romano Fenati y Stefano Manzi por la duodécima posición, que terminó con bandera negra, tarjeta roja, suspensión, rescisión de contrato y futuro incierto para uno de los involucrados. Fenati se acercó a Manzi, en plena recta, e intentó bloquearlo tocando su freno delantero (de moto a moto). Manzi se cayó más adelante, Dirección de Carrera aplicó bandera negra a Fenati, FIM le aplicó dos carreras de suspensión, su equipo Marinelli Snipers le anuló el contrato, y el piloto italiano pidió disculpas, aunque demasiado tarde. Una actitud repudiable que merece mucho más que dos fechas de sanción.

El plato fuerte de MotoGP volvió a tener los mismos protagonistas de las últimas competencias. Jorge Lorenzo partió desde la pole, su compañero en Ducati Andrea Dovizioso apareció en carrera y demostró tener un gran ritmo, mientras que Marc Márquez terció en la lucha y sacó buen rédito para el campeonato. Dovizioso se vino desde atrás y quedó al frente con determinación y ritmo, los futuros compañeros de equipo para 2019 mantuvieron otro duelo con pasadas al límite y arriesgadas maniobras, en tanto que Jack Miller perdió una buena chance de figurar cuando se cayó mientras estaba en el lote de punta después de largar segundo. Mal día para las Yamaha que penaron con la temperatura ambiente y siguen sin conseguir la victoria después de 22 competencias (hace desde 1997 que no sucede algo así). Viñales largó tercero y terminó quinto, a la vez que Rossi penó para finalizar séptimo.

Dovizioso completó la jornada para los locales con otro triunfo italiano (fue la tercera victoria consecutiva de Ducati en este período del certamen) y ahora es el nuevo escolta de Márquez, a 67 unidades; mientras que Jorge Lorenzo no aguantó la presión y se fue al suelo cuando faltaban dos vueltas. Su lugar en el podio lo heredó Cal Crutchlow.

La próxima fecha será en 15 días cuando se corra en Alcañíz una nueva edición de Gran Premio de Aragón.