Jonathan Rea esperaba irse de Donington Park como el piloto más ganador de toda la historia de Superbike, justo en un circuito que fue tan emblemático para el actual poseedor del récord de lleva un sector con su nombre: las Esses Fogarty. Sin embargo, conseguir su victoria número 60 no le fue fácil y aún es una asignatura pendiente para la próxima fecha, a disputarse el 10 de junio en Brno, República Checa.

Todo parecía marchar bien desde el inicio de la primera carrera, cuando las Kawasaki de Rea y el poleman Tom Sykes conformaron un dúo peleando entre ellos por la vanguardia. Pero de a poco comenzó a acercarse Michael Van Der Mark con su Yamaha. El holandés había largado desde la sexta posición y su ritmo resultó más contundente que el de los punteros, al punto de llegar a ellos y superarlos. Su triunfo implicó la primera victoria de un piloto de Holanda en Superbike, hecho que fue confirmado el domingo al repetir Van Der Mark su éxito.

El panorama de la segunda carrera fue diferente desde el punto de vista que Alex Lowes con la segunda moto del equipo Pata Yamaha se fue en la vanguardia. Sin embargo, el líder fue cazado por sus escoltas y allí se generó una nueva batalla, esta vez entre dos Yamaha y una Kawasaki. Todo indicaba que Rea esta vez sí podría con el éxito y su nuevo récord, pero Van Der Mark tenia algo más en su puño derecho y con autoridad se impuso por segunda vez consecutiva. Escolta del vencedor fue el sorprendente turco Toprak Razgatlioglu, en su mejor carrera desde que llegó a SBK y tercero finalizó Rea.

 

Por el lado del argentino Leandro Mercado, tuvo un fin de semana de altibajos, aunque por suerte con balance positivo. “Tati” fue uno de los más rápidos en la tanda inicial del viernes bajo la lluvia (llegó a estar primero), pero después una falla en la electrónica de su Kawasaki le complicó el trabajo del sábado a la hora de clasificar. Desde el cajón 18 de la grilla de partida, el piloto del Orelac Racing Team realizó un trabajo encomiable para terminar en el puesto 13 en la carrera del sábado y duodécimo el domingo, mejorando sus tiempos de un día para otro. Ahora, lo espera la cita en Brno, escenario donde el equipo realizó ya unos ensayos privados y donde seguramente aquellas referencias le servirán para adelantar el trabajo del fin de semana.