En cuanto a diseño y líneas generales estamos ante un producto que se aleja un poco de ese aspecto espartano típico del segmento y que ofrece una estética muy conseguida en cualquiera de sus dos posibles combinaciones de colores, roja o blanca. El faro principal ensaya formas modernas que le sientan muy bien, ofrece un poder lumínico correcto a cargo de una lámpara halógena y se encuentra enmarcado por una máscara con parte de la gráfica del modelo. Los intermitentes, por su parte, son de tecnología led con tulipa transparente y diseño minimalista. El guardabarros elevado luce aristas y vértices bien marcados, y posee un refuerzo superior que suma a la percepción de robustez. La misma impronta de robustez la brinda la horquilla invertida de gruesos barrales que se encuentran correctamente protegidos por unos deflectores plásticos. El sistema de freno monta un disco lobulado junto a una pinza de doble pistón. Como no podía ser de otra manera, la rueda delantera es de 21” montada sobre una llanta de aro negro mate y rayos cruzados.

El delgado tanque de combustible de “justitos” 9 litros, con tapa extraíble, diseño rasante y con cerradura se encuentra prácticamente oculto debajo de las tapas laterales y el largo asiento tipo enduro que permite moverse a gusto por sobre esta Guerrero. Tapizado en material antideslizante de correcta calidad, solo podemos reprocharle la falta de mullido (característica bastante propia de este tipo de motos). Mecanizados en forma de diente de sierra son los pedalines para el piloto, que gracias a su correcto tamaño son aptos para conducir parados y con las botas adecuadas. Igual descripción para el pedal de freno trasero. Los estribos traseros son los clásicos estriados sin recubrimiento de goma.

Elevada

Es muy alta. Los 950 mm de distancia asiento-suelo harán que solo los más “lungos” puedan pisar firmemente con ambos pies. Para los demás, un poco de pericia será suficiente para domarla en las detenciones. Los detalles y la calidad general de la GXR también se ven reflejados en el instrumental, con un display digital de fácil y rápida lectura. Ofrece velocidad, odómetro total e indicador de marcha engranada. Adeuda tacómetro y medidor de nivel de combustible (solo ofrece un testigo de reserva). Acompañan en el conjunto los clásicos testigos luminosos y una muy útil toma USB para la carga del celu o el GPS durante el viaje.

El motor es un monocilíndrico de 250 cc, 4 tiempos, 2 válvulas, carburado, encendido CDI, arranque eléctrico y refrigeración mixta aire/aceite. Los 17,7 CV que rinde se notan y empujan con decisión ante el primer llamado del puño derecho. De arranque rápido, el funcionamiento general es sereno haciéndose presente las vibraciones en lo alto del cuentavueltas. La velocidad final está en torno a los 115 km/h, dependiendo del viento y de la talla del piloto. Se desenvuelve de manera muy ágil en el denso tráfico urbano y como yapa podemos encarar pozos, lomos, cunetas sin siquiera peinar el freno, todo gracias a las generosas y “morrudas” suspensiones con las que cuenta. Con respecto a los frenos, el disco delantero responde correctamente brindando seguridad en todo momento. Por su parte, el trasero resulto igualmente efectivo y de fácil dosificación para el manejo off-road.

Versátil

El dato de consumo no lo declara la marca, pero es de alrededor de 4 litros para recorrer el centenar de kilómetros, superando los 200 km de autonomía. Su caja de 6 velocidades y su corto escalonamiento ofrecen fuerza siempre y prestaciones acordes a las intenciones de la moto, con un comando de accionamiento corto y preciso.

La suspensión y sus componentes, aunque no ofrecen la posibilidad de regulaciones avanzadas, cumplen de manera más que loable en casi cualquier ámbito. Los largos recorridos de suspensión y su altura libre al suelo nos darán la posibilidad de enfrentar cualquier camino con solvencia, donde los límites los pondrán los neumáticos. Podemos afirmar que difícilmente hará tope con el setting elegido por el fabricante. Tampoco será excesivo el hundimiento de horquilla en frenadas acusadas.

Los comandos en las piñas son correctos, de calidad promedio y no presentaron problemas durante la breve toma de contacto. Para los espejos, la marca eligió unos de forma pentagonal que no evidenciaron fallas de regulación para obtener una visibilidad decente. La postura de conducción es descansada y la esperada en toda on-off: espalda erguida, bien adelantados, codos y rodillas a 90 grados. Un combo muy agradable para los desplazamientos diarios que solo se ve opacado por la falta de mullido del asiento y la elevada altura antes mencionada.

A favor

-Estética lograda
-Calidad general
-Caja de 6 velocidades

En contra

-Altura excesiva
-Asiento poco mullido
-Tanque de poca capacidad

Ficha técnica 

MOTOR  
Tipo Monocilíndrico, 4 tiempos
Distribución OHC, 2 válvulas
Alimentación Carburador
Refrigeración Aire-aceite
Diámetro por carrera 67 x 65 mm
Cilindrada 250 cc
Potencia 17,7 CV a 6.500 rpm
Torque 1,75 kgm a 5.500 rpm
Relación de compresión 9,2:1
Encendido Electrónico
Arranque Eléctrico 
TRANSMISIÓN  
Caja 6 velocidades
Embrague Multidisco en baño de aceite con accionamiento manual
Transmisión final Cadena
CHASIS  
Configuración Simple cuna en tubos de acero
Inclinación de la dirección n/d
Avance n/d
SUSPENSIONES  
Delantera Horquilla telescópica hidráulica
Recorrido 170 mm
Trasera Monoamortiguador hidráulico 
Recorrido n/d
FRENOS  
Delantero Disco, con pinza de doble pistón 
Trasero Disco, con pinza de pistón simple
RUEDAS  
Neumático delantero 3.0-21"
Neumático trasero 120/90-18
DIMENSIONES  
Largo / Ancho / Alto 2.190 / 800 / 1.440 mm
Altura del asiento 950 mm
Distancia entre ejes 1.470 mm
Distancia del suelo 285 mm
OTRAS CIFRAS  
Tanque de combustible 8,8 litros
Peso en seco 150 kg
Velocidad máxima

115 km/h (estimada)