Sin dudas, Zanella está pasando por un proceso madurativo en cuanto a calidad. Esto es fácil de advertir en sus últimos productos. Dicha madurez se está diseminando en todo su line up, con modelos “muy cuidados” en distintos segmentos, como ser el caso de la RX Next –en su versión de 150 ó 200 cc– o la icónica Ceccato R150, por nombrar los últimos exponentes que pasaron por nuestra redacción. Fue justamente en la presentación de la Ceccato donde pudimos ver por primera vez a este Cruiser X, un scooter de muy buena calidad y funcionamiento que viene a engalanar a uno de los segmentos más exitosos de la marca de Caseros.

Tiene el look

De líneas modernas y fluidas, este scooter sale en busca del público joven que valora la comodidad de este tipo de vehículos para los desplazamientos diarios por nuestras colapsadas urbes. El único protagonista del frente del Cruiser es el grupo óptico, de correcto desempeño lumínico. El mismo consta de un faro principal en forma de V de tecnología halógena para alta y baja al igual que para los giros que se encuentran integrados en las puntas de dicho faro. Las luces de posición de tecnología led se ubicaron por debajo del faro principal y podríamos imaginarlas como una suerte de “colmillos” que le suman personalidad a “la cara” de este scooter.

Compacto

Respecto del asiento (tapizado antideslizante con costura roja) podemos afirmar que es correcto en cuanto a tamaño y mullido, siempre recordando que se trata de una moto más bien compacta. Muy bien resueltos están los pedalines del segundo a bordo, que habrá que presionar para que se desplieguen. Sobre los carenados traseros se ubicaron en relieve las insignias identificatorias del modelo. En total sintonía se integra el sector trasero con un faro principal full led de acrílico fumé. Por debajo lo acompañan los intermitentes halógenos de igual terminación.

Tal como mencionamos acerca de los bajos, el guardabarros trasero repite el material de aspecto robusto y generoso volumen con soporte portapatente, luz y reflectivo. El silenciador de escape adopta un protector antiquemaduras plástico que lo recubre casi en su totalidad. La suspensión trasera está a cargo de un juego de amortiguadores (sin regulación posible) y el freno recurre a un pequeño sistema de tambor de expansión interna.

Economía total

El motor de Cruiser X es un monocilíndrico de 149 cc, 4 tiempos, OHC, 2 válvulas, carburador, arranque eléctrico o por pedal y con refrigeración forzada por aire. Eroga unos 11,5 CV y los “pone” en el asfalto mediante una suave y correcta transmisión automática de variador continuo. Los llamados con el puño derecho son respondidos con una aceleración franca y progresiva. No obstante, la transmisión no es de las que rompen la inercia a muy bajas rpm y necesita unas 3.500 rpm de motor. Su velocidad punta está en el orden de los 110 km/h y la consigue con relativa facilidad. El consumo es otra de las virtudes del modelo, no supera los 3 litros cada 100 km recorridos en cualquier circunstancia y ofrece una autonomía de 250 km gracias al tanque de 8 litros de capacidad.

Las vibraciones provenientes del impulsor son contenidas, gracias a un buen ajuste y balanceo de sus componentes internos; lo mismo ocurre con la transmisión que tampoco manifiesta trepidaciones. Las suspensiones no son de las más “soft” en cuanto a su setting de fábrica. Nos parecieron rígidas, pero esto se convertirá en un aliado al brindar aplomo al momento de tomar velocidad. Recordemos que los scooters de concepción moderna están diseñados y destinados principalmente para ciudades donde el estado de calles y avenidas no se parecen mucho a las nuestras. Por eso, en general ofrecen un tarado tirando a firme y acotados recorridos.

¿Los frenos? Aprobado con buena nota el disco delantero y a recuperatorio el “tamborcito” trasero. El tacto en la manija derecha se percibe dosificable y de una respuesta adecuada para las prestaciones del scooter. En cambio, en la izquierda (freno trasero) se nota mucha esponjosidad, propia de este tipo de sistemas y un poder frenante muy pobre.

En contra

-Diseño moderno y elegante
-Calidad general
-Motor suave y agradable

En contra

-Freno trasero insuficiente
-Suspensiones rígidas
-Paleta de colores

Ficha técnica 

MOTOR  
Tipo Monocilíndrico, 4 tiempos
Distribución OHC, 2 válvulas
Alimentación Carburador
Refrigeración Por aire
Diámetro por carrera n/d
Cilindrada 149 cc
Potencia 11,5 CV 
Torque n/d
Relación de compresión n/d
Encendido Electrónico
Arranque Eléctrico y a pedal
TRANSMISIÓN  
Caja CVT
Embrague Automático
Transmisión final Correa
CHASIS  
Configuración

Simple cuna en tubos de acero

Inclinación de la dirección n/d
Avance n/d
SUSPENSIONES  
Delantera Horquilla telescópica hidráulica
Recorrido n/d
Trasera Doble amortiguador hidráulico
Recorrido n/d
FRENOS  
Delantero Disco, con pinza de doble pistón
Trasero Tambor de expansión interna
RUEDAS  
Neumático delantero 130/60-13
Neumático trasero 130/60-13
DIMENSIONES  
Largo / Ancho / Alto 2.050 / 690 / 1.120 mm
Altura del asiento n/d
Distancia entre ejes n/d
Distancia del suelo 125 mm
OTRAS CIFRAS  
Tanque de combustible 8 litros
Peso en seco 125 kg
Velocidad máxima

110 km/h (estimada)

Nota relacionada: "Contacto Zanella Ceccato R150: Volver al pasado"