En su momento fue un adelanto exclusivo. Zanella puso a nuestra disposición uno de los modelos 100% eléctricos que luego presentó formalmente en el Salón Moto de Buenos Aires. Además de ser un punto de inflexión en la historia de la firma de Caseros, su lanzamiento seguramente promoverá la eliminación “de los vacíos legales” respecto a la movilidad eléctrica en nuestro país. Mediante el reciente Decreto 32/2018 que afecta a la Ley Nacional de Tránsito (24.449), los vehículos eléctricos están encuadrados dentro de la normativa vigente de Argentina. Sin embargo, existen distintos puntos de vistas y ambigüedades a la hora de poder patentar y asegurar como corresponde este tipo de vehículos. Es por esto que consideramos muy importante que los referentes del sector incluyan en su line-up productos eléctricos para que, junto a las Cámaras, hagan los esfuerzos necesarios para terminar de dar forma a las normativas referentes a este tipo de movilidad sustentable. Movilidad que ya es un hecho y a la que no podemos ser ajenos. 

 

Calidad

No perdamos el foco y vayamos al producto en cuestión, que no es ni más ni menos que la primera moto eléctrica que pasó a ser evaluada por Revista LA MOTO. Lo primero que debemos destacar es la cuidada calidad del producto. Sin duda uno de los puntos en los que Zanella buscó despegarse de lo ofrecido hasta ahora en nuestro país. Comandos, instrumental, luces y acabados en general dan cuenta de esto. En cuanto a dimensiones y como para que se den una idea, este Steiner Start 3 es más compacto que los scooter de 150 cc ofrecidos por la marca, y sus pequeñas ruedas de 10” son un detalle que lo delata. 

Respecto al espacio de carga y comodidad ofrecida no tiene nada que envidiarles a los scooters convencionales de combustión interna, con un piso totalmente plano, un hueco abierto en el contraescudo (para llevar el celu mientras se carga en la toma USB), gancho retráctil para bolsas y un espacio bajo el asiento suficiente para llevar el cargador del scooter y guardar un casco abierto. A este espacio se accede mediante el destrabe eléctrico pulsando un botón en la piña derecha. Aunque cuenta con un respaldo para el pasajero montado sobre el asidero y pedalines retractiles, el espacio no es suficiente para viajar en compañía. Pilotos que superen la talla media, abstenerse. No obstante, todos los demás pueden viajar cómodos disfrutando del silencio y la ausencia total de vibraciones. 

 

Diferente

Serenidad, silencio, compromiso con el medio ambiente y torque inmediato son las sensaciones que se palpan al conducir un vehículo eléctrico. Si tienen la posibilidad de probar uno, dejen de lado por un ratito los prejuicios, y háganlo. Se lo recomiendo muy especialmente. Encenderlo y emprender la marcha sin ningún tipo de ruido es una experiencia única y muy difícil de contar. Los 45 km/h que a carga plena de batería y en terreno llano permite desarrollar con su motor de 600 watts pueden sonar a poco, pero quienes transitamos a diario por las grandes ciudades en horario pico sabemos que son suficientes siempre y cuando no estorbemos en las calles con poco tránsito a los vehículos que transitan a mayor velocidad.

>> Mirá la segunda parte del informe haciendo click ACA