Más allá de la inyección electrónica, la otra gran novedad tecnológica está dada por la incorporación del sistema antibloqueo de freno ABS, en este caso monocanal y destinado al tren delantero. Para dicha incorporación el disco aumentó su tamaño en 20 mm y ahora alcanza los 300 mm. Al ser de un solo canal, la centralita del ABS analiza diferencias de giro entre la rueda delantera y trasera para actuar (en caso de ser necesario) sobre la rueda directriz para evitar la pérdida de control en una situación límite.

El ABS firmado por Bosch supone una ventaja diferenciadora respecto de la competencia, por lo menos en nuestro mercado. El disco trasero continúa siendo de 230 mm y ambos se encuentran firmados por Bybre. La precisión y el desempeño de los frenos son destacables con excelente mordida y buen tacto sin importar la velocidad, el sistema tampoco evidencia fatiga prematura. Por el lado de las críticas, hubiese sido un buen momento para calzarle otros neumáticos a la NS y jubilar a los Eurogrip que tanta mella le hacen al desempeño dinámico de un conjunto muy logrado.

La parte ciclo no presenta diferencias, con un chasis perimetral (construido en acero estampado a presión) de gran rigidez que permite un preciso y ágil control tanto a alta velocidad así como estabilidad en curvas. Las suspensiones son equilibradas gracias al correcto setting de la horquilla hidráulica convencional (sin posibilidad de regulación) y al monoshock nitrox trasero. Muestran una configuración orientada a lo deportivo, pero sin llegar a ser molestas para el manejo en los desplazamientos diarios por la ciudad.

 

Confort

Montarse a la NS nunca fue un problema ni lo será para ninguna talla de piloto. Se trata de una moto muy lograda ergonómicamente y que recibe con comodidad a casi cualquier tamaño de piloto. Todo lo referente a la conseguida posición de manejo que siempre ostentó la NS no se vio modificada e invita a pasar largas horas a bordo, con los brazos que encuentran de manera muy natural a los semimanillares con los codos levemente flexionados, la espalda erguida y una flexión de piernas confortable.

Al ponernos a los mandos de la NS 200 Fi notamos la presencia del mismo panel de instrumentos ya conocido. La única diferencia es que ahora incluye los testigos de check y de ABS. Recordemos que se trata de una esfera central análoga para el tacómetro, un cuadrante a la izquierda que agrupa los testigos y una pantalla lcd (de retroiluminación azulada) a la derecha que nos informa: velocidad, odómetro total y dos parciales, nivel de combustible y hora. También cuenta con un testigo luminoso de límite de rpm y una leyenda cuando se encuentra la muleta desplegada. Como punto en contra, carece de indicador de marcha engranada. Sin cambios para los comandos en las piñas, retroiluminados y de correcto tacto y funcionamiento. Los espejos son un punto flaco de la NS, ya que siguen sin mejorar. Jamás encontré la posición ideal aunque a la larga me terminé acostumbrando. Se mantiene como accesorio de serie el caballete central, ¡bien ahí!

No vamos a detallar una moto que ya todos conocemos y más aún cuando se presenta exactamente igual que la versión 2017, que incorporó la quilla, el cambio en las gráficas y gama de colores enmarcado dentro del concepto “Laser Edged”. Tal es así que solo los más observadores y/o fanáticos del modelo notarán que se trata de la versión Fi, siendo distintivas las leyendas de “Fuel Inyection” y de “ABS” en los laterales y el incremento de diámetro del disco de freno delantero.

Mantiene la tecnología halógena para el eficiente faro delantero y los intermitentes así como las tiras led en el sector posterior. Sin cambios para el depósito de combustible que mantiene los 12 litros de capacidad y que se reabastece mediante una tapa de diseño rasante con bisagra y cerradura. Además, conserva como accesorio de serie un grueso protector de goma para que no lo rayemos accidentalmente con el cinturón o el cierre de la campera. Pedalines recubiertos en goma solo para piloto y que lamentablemente siguen sin disponer de resorte para mantenerlos desplegados siempre. Para terminar con este repaso, el asiento es el conocido dos piezas de correcto tamaño y mullido para ambas plazas forrado en tapizado antideslizante de buena calidad.

 

· En pocas palabras

Se impulsa por el mismo monocilíndrico que ahora cuenta con un sistema de inyección electrónica de combustible fabricado por Bosch.

Rápidamente se advierte una mejora notable en la aceleración.

La precisión y el desempeño de los frenos son destacables, cuentan con excelente mordida y buen tacto sin importar la velocidad.

 

· Lo más…

Inyección electrónica

Incorporación de ABS

Diseño aún vigente

 

· Lo menos…

Regulación de los espejos

Sin indicador de marcha engranada

Calidad de los neumáticos