Más de 50 motos prolijamente alineadas en el estacionamiento del hotel nos esperaban para nuestro primer día de pruebas. Los responsables de la marca (gente de India y de Inglaterra en su mayoría) estaban más ansiosos que nosotros. Éramos nada más ni nada menos que las primeras personas en el mundo que íbamos a probar estas motos (además de sus desarrolladores, por supuesto). Todo un privilegio que nos hizo pensar, una vez más, cuán genial es nuestro trabajo.

 

Sonido encantador

En la primera jornada nos tocó subirnos a la versión Cafe Racer. Todas las unidades de prueba montaban el asiento monoplaza opcional de la marca. El resto, totalmente de fábrica. Los odómetros contaban apenas una decena de millas recorridas.

Cuando nos dan la señal de ir preparándonos, lo primero que hacemos es encender el motor. Ahí nos encontramos con la primera sorpresa de la mañana: su sonido. Un suave ronroneo se filtraba por esos escapes finamente trabajados. Suave, ronco, grave. El burbujeo del que tanto nos hablaban los ingenieros se hizo presente al ralentí. El motor en sí es totalmente silencioso. No hay ruido a roce de cadena de distribución. Tampoco a pistoneo. No cabe duda que es un bicilíndrico de raza, hecho con especificaciones tradicionales para lograr, justamente, esa performance tan especial.

Con la temperatura en su rango óptimo de utilización, no resistimos la tentación de acelerar en vacío. Había que probar la reacción de la inyección electrónica. Es directa, rápida, casi perfecta. Metemos primera y comenzamos el recorrido. La segunda sorpresa de la mañana se hizo presente. Vamos sobre una Cafe Racer, que se supone que tiene que tener semimanillares bajos, un tanque súper largo, un asiento de lo más incómodo y unas suspensiones de piedra… Sin embargo, estamos sobre una moto cómoda, ágil, donde la espalda no está tan encorvada y las piernas en una posición bastante relajada.

No hay vibraciones agresivas provenientes del propulsor. La caja de cambios va bien cuando subimos marchas, pero es un poquito dura en rebajes (creemos que fue por su poco tiempo de uso o quizás por la elección del lubricante), aunque nada preocupante. El ritmo del pelotón comenzó a crecer. Acelerar esta moto es muy fácil. El embrague va bien, se acciona sin problemas gracias a una palanca relativamente larga. Los frenos son increíbles. Solo hay un disco en cada eje, pero los chicos de Brembo sí que saben hacer pinzas. 

La calidad general que se percibe es buenísima. Por supuesto que hay algunas zonas para mejorar en términos de materiales o terminaciones. Pero como conjunto, excelente. Más teniendo en cuenta que Royal Enfield siempre nos sorprende con una política de precios bajos. “¡Se van a cansar de venderla!”, nos grita Gato Barbery (también invitado a esta prueba) mientras bromea amagando a tocarnos la palanca del freno delantero al más puro estilo Fenati. En verdad, tiene razón.

>>> Mirá la segunda parte de informe haciendo click ACA

 

· Ficha técnica / Royal Enfield Interceptor

MOTOR

Tipo: Bicilíndrico, 4T 

Distribución: SOHC, 8 válvulas

Alimentación: Inyección electrónica

Refrigeración: Aire-aceite

Diámetro x carrera: n.d.

Cilindrada: 648 cc

Potencia declarada: 47 CV a 7.250 rpm 

Torque declarado: 52 Nm a 5.250 rpm

Rel. de compresión: 9,5 : 1

Encendido: Electrónico

Arranque: Eléctrico

TRANSMISION        

Caja: 6 velocidades

Embrague: Multidisco en baño de aceite con sistema antirrebote

Transmisión final: Cadena

CHASIS   

Configuración: Doble cuna en tubos de acero redondo

SUSPENSIONES     

Delantera: Horquilla telescópica hidráulica con barras de 41 mm

Recorrido: 110 mm

Trasera: Doble amortiguador regulable en compresión y precarga de resorte

Recorrido: 88 mm

FRENOS

Delantero: Disco simple de 320 mm con pinza de dos pistones. ABS

Trasero: Disco simple de 240 mm con pinza de dos pistones. ABS

NEUMÁTICOS         

Delantero: 110/90-18

Trasero: 130/70-18

DIMENSIONES        

Largo / ancho / alto: 2.122 / 789 / 1.165 mm

Distancia entre ejes: 1.398 mm

Altura del asiento: 804 mm

Distancia del suelo: n.d.

OTRAS CIFRAS      

Dep. de combustible: 13,7 litros

Peso en seco: 202 kg

Velocidad máxima: 180 km/h