Bajo la firma de los responsables directos de cada entidad, Gustavo Bassi (presidente de ACARA Motos), Lino Stefanuto (presidente de CAFAM) y Marcos Giordano (presidente de CAM), la carta dirigida al Licenciado Nicolás Dujovne (Ministro de Hacienda y Finanzas) en referencia al Impuesto Interno de Motovehículos, reza lo siguiente:

 

“Las empresas asociadas a CAM (Cámara Argentina de Ia Motocicleta), a la División Motocicletas de ACARA (Asociación de Concesionarios de Automotores de Ia Republica Argentina) y a CAFAM (Cámara Fabricantes de Motovehículos) nos dirigimos a usted en forma conjunta a fin de solicitar Ia revisión de Ia base imponible de $ 140.000 para Ia aplicación del impuesto de referencia, atendiendo fundamentalmente los perjuicios concretos y el impacto que ocasiona en gran parte de las líneas de motovehículos”.

 

“Nuestra preocupación reside en que el monto actual recae directamente sobre motos de gama media, siendo éstas una parte importante en el proceso de ensamble nacional. Añadimos como dato relevante que el ingreso de motocicletas al país de cilindradas superiores permite a las terminales y a los concesionarios, apalancar el desarrollo de proveedores y consolidar inversiones.

La solicitud de revisión se funda en pos de mantener activa Ia industria que contempla en su mayoría Ia producción de motos de baja cilindradas en formato de CKD/IKD y se complementa con Ia importación de CBU de mayor valor, siendo que todo ello en conjunto hace viable Ia sustentabilidad del sector”.

 

“La caída de ventas retail (patentamientos) hoy promedia el 35% para las motos alcanzadas por el impuesto y esto afecta no solo a las empresas terminales, las cuales están revisando sus proyectos de inversión y planes de negocio, sino también a una enorme red de concesionarios que ha invertido fuertemente en este último tiempo en infraestructura, personal y desarrollo”.

 

“Consideramos que de acuerdo a los costos relevados de modelos alcanzados por el impuesto, incluso los de

ensamble nacional, y considerando en el análisis los cambios que se han producido por devaluación de

nuestra moneda (de $ 17,50 Pesos/USD a $ 28 Pesos/USD), proponemos no solo modificar Ia base imponible

sino también desdoblar Ia alícuota de Ia siguiente forma: 10% a partir de $ 285.000 y 20% a partir de $ 650.000”.