Las custom de entre 150 y 250 cc tuvieron su momento de esplendor en el mercado argentino hace un par de años. Por ese entonces, podíamos ver en los concesionarios multitud de modelos y algunos eran bastante parecidos entre sí. Sin embargo, pocos ofrecían las cualidades necesarias para perdurar en el tiempo. Hoy la oferta es más acotada, aunque sigue habiendo “choperitas” para todos los gustos y bolsillos. Una de esas sobrevivientes es la Bajaj Avenger, la custom de mayor tecnología y mejor calidad que el amante del “cuero” puede adquirir por estas pampas. Recientemente, Corven incorporó al line-up del gigante indio la versión Street, que nos es ni más ni menos que la conocida Cruise con un tratamiento estético diferenciador con el cual pretende captar nuevos usuarios.

En el frente se mantiene el clásico faro redondo de contenidas dimensiones, halógeno y de correcto desempeño. La novedad viene de la mano de su carcasa, que ahora es negra mate y solamente deja el cromo para el aro embellecedor. Lo mismo sucede con los intermitentes, que ahora en ambos modelos (Street y Cruiser) lucen tulipa transparente. Este concepto de reemplazar cromados por acabados mate lo veremos en toda la moto y será la esencia del modelo. Otra característica –que encuentra su justificación en su denominación– es la carencia de parabrisas. La marca supone que elegirán la Street los que usen la moto para sus desplazamientos diarios y la Cruise aquellos a los que les guste salir a la ruta los fines de semana. No obstante, existe una amplia gama de accesorios (originales y after market) para equipar a la Avenger a “gusto y piaccere”. La lanzada horquilla hidráulica convencional se diferencia por contar con fuelles de goma para proteger sus barrales. Sin alteraciones para el también clásico guardabarros. La novedad viene por el lado de las llantas, que en la Street son de aleación de rayos rectos pero que mantienen las medidas de los cauchos MRF.

Bien street

Vista lateralmente da la bonita impresión de moto baja y larga. El tanque, que luce ahora unas gráficas muy sutiles con detalles en rojo, monta sobre su lomo una carcasa plástica sobre la cual se fija el indicador análogo de nivel de combustible y los clásicos testigos luminosos (de pobre iluminación durante el día). El asiento es de una pieza, de muy generoso tamaño y mullido para piloto y algo más escueto, pero igualmente correcto, para el acompañante (que no cuenta con el respaldo que sí ofrece la Cruise). Mecánica, chasis tubular doble cuna y basculante todo acabado en negro; al igual que el tubo de escape (mantiene formato y agradable sonido ronco) con solo los pequeños protectores anti quemaduras y la tapa final color aluminio. Ambos juegos de estriberas están recubiertos en goma. El basculante, construido en caño de acero, se encuentra asistido por un juego de amortiguadores hidráulicos con posibilidad de regulación en la precarga de los resortes. El colín mantiene el formato ya conocido del modelo, con un potente faro halógeno de acrílico rojo.

Probado

El monocilíndrico que impulsa a esta custom es el conocido y confiable 220 cc, con tecnología DTSi (encendido digital por doble bujía), 2 válvulas, carburado y refrigerado por aire con radiador de aceite. Eroga correctos 18,8 CV a 8.400 rpm con una entrega progresiva desde bajo régimen, dando siempre esa sensación de empujar con ganas sea cual sea la condición de la ruta. La velocidad final es de 130 km/h y la obtiene fácilmente gracias al correcto escalonamiento ofrecido por la caja de 5 velocidades (con un comando algo largo de recorrido, pero preciso y con talonera). Hablamos de un motor robusto, que no exhibe desgastes prematuros y ofrece una buena vida útil. Otro punto a destacar, además de sus mínimas vibraciones, es su bajo consumo: 3,2 litros para recorrer el centenar de kilómetros.

Para los que no estamos acostumbrados a conducir una custom a diario, los primeros metros son “extraños”. Las estriberas adelantadas, el asiento bajo y el manillar levemente alto (así y todo es más bajo que en la Cruiser) obligan a adoptar una posición de manejo que al principio no termina de convencer; pero que luego resulta cómoda y descansada. Realmente, se disfruta.

A favor

-Estética diferenciadora
-Desempeño del motor
-Calidad general

En contra

-Iluminación de testigos
-Comandos mejorables
-Colores disponibles

Ficha técnica 

MOTOR  
Tipo Monocilíndrico, 4T 
Distribución SOHC, 2 válvulas
Alimentación Carburador
Refrigeración Por aire-aceite
Diámetro por carrera 67 x 62 mm
Cilindrada 220 cc
Potencia 19,03 CV a 8.400 rpm
Torque 1,78 kgm a 7.000 rpm
Relación de compresión n/d
Encendido Electrónico DTS-i
Arranque Eléctrico 
TRANSMISIÓN  
Caja 5 velocidades
Embrague Multidisco en baño de aceite con accionamiento hidráulico
Transmisión final Cadena
CHASIS  
Configuración Doble cuna en tubos de acero
Inclinación de la dirección n/d
Avance n/d
SUSPENSIONES  
Delantera Horquilla telescópica hidráulica
Recorrido n/d
Trasera

Doble amortiguador hidráulico

Recorrido n/d
FRENOS  
Delantero Disco simple de 260 mm, con pinza de doble pistón
Trasero Tambor de expansión interna de 130 mm
RUEDAS  
Neumático delantero 90/90-17
Neumático trasero 130/90-15
DIMENSIONES  
Largo / Ancho / Alto 2.177 / 801 / 1.070 mm
Altura del asiento 725 mm
Distancia entre ejes 1.490 mm
Distancia del suelo 169 mm
OTRAS CIFRAS  
Tanque de combustible 14 litros
Peso en seco 150 kg
Velocidad máxima

120 km/h (estimada)