Se hizo esperar, pero aquí está la nueva XRE 300 producida en la planta que la marca posee en la localidad bonaerense de Campana. La misma se presentó allá por 2011 en la última edición de ExpoMotoShow y forma parte de los lanzamientos proyectados por Honda durante el transcurso de los próximos meses. Vale aclarar para algún desprevenido, que la nueva XRE no reemplaza a la 250 Tornado sino que se ubica un escalón por arriba en el line-up de la marca, para así satisfacer a los usuarios que demandaban mejores prestaciones, mayor potencia, mayor versatilidad on-off y una estética más moderna.

Diferente

Uno de los rasgos más novedosos de esta XRE lo podemos apreciar en el frontal. Aquí encontramos el nuevo faro multireflector con lentes de policarbonato y tecnología halógena, que ofrece una visibilidad óptima. El mismo se aloja dentro de una máscara, la cual oficia de pequeña pantalla derivabrisas y le imprime continuidad y aerodinámica al conjunto formado por el guardabarros fijo (el plato fuerte del diseño de la XRE), más conocido como “pico de pato” y visto en otras marcas como BMW, KTM, etc. Es para destacar la ausencia de vibraciones del mismo a altas velocidades. Sobre los laterales superiores del mencionado guardabarros se fijan los ya conocidos intermitentes halógenos de la marca, pero en este caso con tulipa transparente. El guardabarros “real” es corto y rasante a la rueda, de 21 pulgadas y rayos cruzados. El mismo ofrece una pequeña protección a las botellas de la larga horquilla telescópica. Por el lado del equipo delantero de frenos, cuenta con disco simple de 256 mm mordido por una pinza de doble pistón acabada en color dorado.

Arriba

Subirse puede resultar complicado para los de talla chica debido a la altura del asiento: 860 mm. Pero una vez a los mandos de esta 300, la altura baja considerablemente y permite llegar al piso sin problemas a cualquier piloto. Ahora es cuando encontramos otras de las novedades: el tablero digital, que ofrece tacómetro (de barras), velocímetro, medidor de combustible, hora, y km total y parcial. Por debajo se hallan los clásicos testigos luminosos. El manillar es ancho y brinda un alto control de la dirección en cualquier circunstancia con puños de correcto grip. Si nos referimos a los comandos, puede que se vean aburridos en términos estéticos, pero están bien distribuidos, son cómodos y de impecable accionamiento. De igual funcionamiento son las manijas. Estas son largas y se destaca especialmente la suavidad de la de embrague. Los espejos no son el último grito del diseño pero cumplen bien su función y no vibran a ningún régimen. Con respecto al depósito de combustible, es ergonómicamente correcto, ya que recibe perfectamente las rodillas del piloto facilitando todo tipo de maniobra.

Nuevito

Si bien visualmente es muy similar al 250 del Tornado, el motor sólo comparte las válvulas, todo lo demás es completamente nuevo; especialmente el sistema de alimentación, ahora con inyección electrónica PGM-FI. La potencia aumentó hasta los 26,1 CV girando a 7.500 rpm. Esta mejora se ve reflejada en un 16% más de torque, siendo su punto más alto a las 6.000 rpm. El monocilíndrico que cubica 291,6 cc es suave y progresivo. Presenta contenidos ruidos mecánicos característicos de los motores refrigerados por aire y las vibraciones las notamos más discretas que en la Tornado. Con respecto a la caja, ahora es de 5 velocidades (perdió la 6ta) y la relación de la primera y la última es la misma, pero aumentó la velocidad media. El comando de caja es exquisito, preciso, corto y sin frenos.

A pesar del incremento en la cilindrada y la potencia, el consumo es muy contenido. Pudimos registrar unos 4 litros en 100 km recorridos en uso mixto. Claramente la incorporación de la inyección electrónica juega un papel fundamental con un mejor aprovechamiento del combustible y un funcionamiento más lineal del motor.

A favor

-Logrado diseño

-Desempeño on-off

-Confort de marcha

-Caja de cambios

En contra

-Altura asiento muy elevada

-Colores disponibles

-Disponibilidad

-Precio comparativo

Ficha técnica

MOTOR  
Tipo Monocilíndrico, 4 tiempos
Distribución DOHC, 4 válvulas
Alimentación Inyección electrónica PGM-FI
Refrigeración Aire
Diámetro por carrera 79 x 59,5 mm
Cilindrada 291,6 cc
Potencia 26,1 CV a 7.500 rpm
Torque 2,81 kgm a 6.500 rpm
Relación de compresión 9,1:1
Encendido Electrónico por CDI
Arranque Eléctrico 
Lubricación  Cárter húmedo
TRANSMISIÓN  
Caja 5 velocidades
Embrague Multidisco en baño de aceite 
Transmisión primaria Cascada de engranajes
Transmisión final Cadena de retenes
CHASIS  
Configuración Simple cuna en tubos de acero 
Inclinación de la dirección 26 grados
Avance 109 mm
SUSPENSIONES  
Delantera Horquilla telescópica Showa
Recorrido 245 mm
Trasera Monoamortiguador, sistema Pro-Link 
Recorrido 225 mm
FRENOS  
Delantero Disco de 265 mm, con pinza de dos pistones
Trasero Disco de 220 mm, con pinza de pistón simple
RUEDAS  
Llantas De aleación de aluminio
Neumático delantero 90/90-21
Neumático trasero 120/80-18
DIMENSIONES  
Largo / Ancho / Alto 2.171 / 830 / 1.181 mm
Altura del asiento 860 mm
Distancia entre ejes 1.471 mm
OTRAS CIFRAS  
Tanque de combustible 13,6 litros
Peso en seco 144 kg
Velocidad máxima 130 km/h (estimada)