Al margen de la estética, con el doble faro y el rediseñado semicarenado, esta versión mejoró perceptiblemente el comportamiento del conocido propulsor bicilíndrico en paralelo refrigerado por agua que tiene su origen en la ER-6. El tacto en el primer golpe de aceleración es más suave y la entrega de potencia más lineal. Esto, que se consiguió a base de trabajo en la electrónica, mejora el confort general en cualquier ambiente. Se percibe un pequeño aumento del vigor del motor a partir de las 6.000 hasta el corte de encendido, y no se notan “baches” ni estancamiento de potencia en ningún momento. Además, el propulsor posee nuevos anclajes con silentblocks en su parte trasera, por lo que las vibraciones que llegan a conductor y pasajero se redujeron tanto como para no percatarse de que pudieran haber existido alguna vez.

Ideal

El probadísimo motor es un bicilíndrico paralelo de 649 cc que rinde una potencia de 64 CV a 8.000 rpm y un torque máximo de 6,2 kgm a 6.800 rpm cifras suficientes para poder disfrutar de esta moto en cualquier circunstancia. Sin ser especialmente brillante en alguna faceta en particular desde el punto de vista dinámico, la Versys no esconde ningún punto débil: se muestra como una moto que nunca defraudará. El chasis, en conjunción con un amortiguador trasero colocado en posición lateral y una horquilla convencional, ofrece una rigidez correcta y aporta toda la estabilidad que se pueda necesitar, por ejemplo, rodando a máxima potencia en autopista. En zonas viradas tampoco muestra falencias y la exigencia que se le pueda requerir dependerá más del nivel de conducción del piloto que de lo que esta Kawasaki pueda ofrecer.

La dirección es bastante precisa y el tacto de las suspensiones consistente, aunque el amortiguador trasero no es progresivo y se nota al pasar sobre asfalto desparejo. Los frenos cumplen por potencia, aunque el tacto es mejorable. El ABS actúa de forma brusca en determinadas circunstancias. No obstante, es recomendable porque siempre te puede sacar de un apuro en condiciones de adherencia escasa y, además, como es poco intrusivo, no aparece en acción habitualmente.

Aunque el aspecto general de esta Kawasaki está realmente logrado, en su sencillez encontramos su principal rasgo de identidad. Una moto práctica, económica y diferente para usar a diario, salir a hacer curvas y de vez en cuando darte una “alegría rutera”, sin duda la Versys tiene que estar entre las posibles motos a elegir.

A favor

-Confort general
-Estabilidad
-Protección de la pantalla

En contra

-Sonido del motor
-Tacto caja de cambios
-Faceta aventurera

Ficha técnica

MOTOR  
Tipo Bicilíndrico en paralelo, 4 tiempos
Distribución DOHC, 8 válvulas
Alimentación Inyección electrónica
Refrigeración Líquida
Diámetro por carrera 83 x 60 mm
Cilindrada 649 cc
Potencia 64 CV a 8.000 rpm
Torque 6,2 kgm a 6.800 rpm
Relación de compresión 10,6:1
Encendido Electrónico
Arranque Eléctrico 
Lubricación  Cárter húmedo
TRANSMISIÓN  
Caja 6 velocidades
Embrague Multidisco en baño de aceite con accionamiento manual
Transmisión primaria Cascada de engranajes
Transmisión final Cadena 
CHASIS  
Configuración Tipo diamante, de aleación de acero de alta resistencia a la tracción 
Inclinación de la dirección 25 grados
Avance 108 mm
SUSPENSIONES  
Delantera Horquilla invertida telescópica de 41 mm con ajuste progresivo en extensión y precarga
Recorrido 150 mm
Trasera Monoamortiguador con ajuste en extensión y precarga
Recorrido 145 mm
FRENOS  
Delantero Doble disco de 300 mm, con pinzas de pistón doble. ABS 
Trasero Disco simple de 220 mm, con pinza de pistón simple. ABS
RUEDAS  
Llantas De aleación
Neumático delantero 120/70-17
Neumático trasero 160/60-17
DIMENSIONES  
Largo / Ancho / Alto 2.125 / 840 / 1.315 mm
Altura del asiento 835 mm
Distancia entre ejes 1.415 mm
OTRAS CIFRAS  
Tanque de combustible 19 litros
Peso en seco 174 kg
Velocidad máxima 160 km/h (estimada)