Con el Jet-Max 250 como punta de lanza, la marca afincada en la provincia de Córdoba ofrece una familia de scooters que se complementa con tres modelos de 150 cc: el Satelix, de diseño ejecutivo, el Conquista, ergonómico y de estilo GT, y este Xtreme, de marcado look sport. Si bien las líneas afiladas, el bajo peso y las rápidas reacciones desde el inicio del recorrido del acelerador son –como en la mayoría de sus similares– sus características principales, Keller tuvo muy en cuenta que muchos usuarios exigen calidad de marcha, suficiente espacio de carga y una ergonomía lógica para afrontar el día a día a la hora de diseñar este modelo. Con estas características en mente, el Xtreme conjuga lo mejor de dos mundos: las aptitudes deportivas de los scooter sport y la versatilidad de los GT.

Ergonomía justa

El hecho de que se trate de un scooter con aspiraciones estilísticas deportivas no quita que ofrezca una buena ergonomía para sus ocupantes. De hecho, como dijimos, Keller buscó que sea un producto adaptable a los usuarios más exigentes. Por eso, además del portaequipajes de aluminio (de muy buena calidad), el Xtreme cuenta con un destacado guardacasco debajo del asiento donde entran un par de guantes y algún que otro accesorio más. Su apertura se realiza manualmente desde el costado derecho del asiento. Asimismo, además de contar con los clásicos ganchos para bolsas, en la cara interior del escudo posee una guantera donde se pueden acomodar diferentes objetos como billetera, celular y llaves.

Respuesta ideal

La parte ciclo está compuesta por un chasis de tipo cuna de tubos de acero. Se destaca un barral delantero de gran presencia (31 mm de espesor), que cuenta con un recorrido de suspensión de 90 mm. Por su parte, la suspensión trasera se compone de un doble amortiguador hidráulico de doble efecto. El setting de fábrica del conjunto es acertado para el uso normal que se le va a dar a este scooter. En cuanto al rodado, Keller decidió equipar al Xtreme con neumáticos anchos para ofrecer un destacado grip con la superficie del suelo. De esta manera, lo dotó de cubiertas Kenda 130/60-13 (de muy buena calidad) con llantas de aleación de aluminio con tres rayos, en ambos trenes de rodaje. Mientras, el motor es un monocilíndrico vertical Unnitec 1 de 149,2 cc, de dos válvulas, alimentado a carburador y refrigerado por aire, que eroga una potencia de 9,4 CV. De arranque inmediato y preciso, muestra un ralentí muy suave, que desde el vamos deja entrever su carácter general.

Positivo

-Agilidad

-Capacidad de carga

-Suavidad de marcha

-Aceleración

-Faros de buena potencia

Negativo

-Velocidad final

-Tablero muy clásico

-Posición de manejo para tallas XL

-Sin disco de freno trasero

-Asas para el pasajero

Ficha técnica

MOTOR  
Tipo Monocilíndrico vertical, 4 tiempos
Distribución SOHC, 2 válvulas
Alimentación Carburador de tiro directo
Refrigeración Por aire forzado
Diámetro por carrera 57,4 x 57,8 mm
Cilindrada 149 cc
Potencia 9,4 CV a 7.500 rpm
Torque n/d
Relación de compresión 9,2 : 1
Encendido Electrónico por CDI
Arranque Eléctrico y a pedal
Lubricación  Cárter húmedo
TRANSMISIÓN  
Caja Monomarcha
Embrague Centrífugo
Transmisión primaria Variador automático CVT
Transmisión final Correa dentada
CHASIS  
Configuración Espina dorsal simple baja en tubos de acero de sección redonda
Inclinación de la dirección n/d
Avance n/d
SUSPENSIONES  
Delantera Horquilla hidráulica sin regulación
Recorrido n/d
Trasera Amortiguadores con resorte de doble acción
Recorrido n/d
FRENOS  
Delantero Disco simple autoventilado de 220 mm con pinza de dos pistones
Trasero Tambor de expansión interna de 130 mm
RUEDAS  
Llantas De aleación liviana y 3 rayos
Neumático delantero 130/60-13
Neumático trasero 130/60-13
DIMENSIONES  
Largo / Ancho / Alto 1.980 / 700 / 1.160 mm
Altura del asiento n/d
Distancia entre ejes 1.380 mm
OTRAS CIFRAS  
Tanque de combustible 6 litros
Peso 110 kg
Velocidad máxima 100 km/h (estimada)