El monocilíndrico es completamente nuevo y es sin lugar a dudas el cambio más importante que recibió el modelo. El mismo cubica 193,3cc, 4 tiempos, árbol de levas a la cabeza (por eso la denominación) y 2 válvulas, alimentado por carburador y refrigerado por aire que entrega 17 CV de potencia máxima. Presenta solo arranque eléctrico con sistema de ignición CDI con avance electrónico. Si bien nuestra moto de prueba era casi 0km, el arranque en frío resultó rápido y apenas consiguió un mínimo de temperatura, de ralentí parejo.

Es un motor que entrega de manera progresiva su potencia, que hace gala de un generoso torque y que gracias al correcto escalonamiento de su nueva caja de 6 velocidades (de comando algo duro, pero preciso) alcanza con cierta facilidad su velocidad máxima que se ubica en torno a los 120 km/h. Como la mayoría de los impulsores monocilíndricos de su origen, presenta algunas vibraciones especialmente a altas rpm. La cifra de consumo declarada por el fabricante es de 3,5 litros para recorrer los 100 km, un valor para una 250.

La ciudad es un entorno donde se siente cómoda, es ágil tanto de maniobras (gracias a sus solo 115 kg en seco) como de respuesta ante el llamado impartido por el puño derecho. La potencia y torque del 200 OHC son más que suficientes para incursionar en pistas off road y divertirse sabiendo que contamos siempre con un plus de potencia en el puño derecho.

Más tecnología

Otra de las actualizaciones recibidas es la implementación de tecnología led en su faro delantero, que tiene la ventaja de consumir menos energía, ser más eficiente y poseer mayor vida útil. Tanto el generoso faro como las angulosas formas de su máscara se mantuvieron inalterados. Acompañan el conjunto los intermitentes de particular diseño minimalista (en forma de punta de flecha con el centro ciego), tulipa transparente y tecnología led. Por debajo, es de la partida el ya conocido guardabarros elevado, de buena calidad y construido en material resistente a los impactos. Como en toda on-off, la horquilla de largo recorrido es protagonista, ahora con fuelles plásticos para proteger los barrales de 37 mm.

El asiento de una pieza y niveles diferenciados es de mullido algo justo, correcto tapizado antideslizante, amplio en ambas plazas y se extiende hasta el portaequipaje trasero construido en aluminio. Dicho portaequipaje es de robusta apariencia y presenta tacos de goma, un conjunto ideal para anexarle un buen top case “after market” y así darle espacio de carga a la ZR. También son robustas y de generoso tamaño las asas de sujeción para el pasajero. Ambos juegos de estriberas son de acero. Las delanteras incluyen una pletina de goma desmontable en la superficie de contacto con el calzado y las traseras se encuentran completamente revestidas.

Reglaje ideal

Las cómodas suspensiones de largo recorrido se absorben cuando se presenta un bache, mostrándose una vez más como una moto muy apta para la ciudad. No obstante, no se presentó hundimiento acusado de la horquilla ante frenadas excesivas. Recordemos que la horquilla no presenta posibilidad alguna de regulación, es por eso que Zanella optó por una configuración intermedia tirando a blanda, siendo ahora “reforzada” según la marca. La suspensión trasera solo es ajustable en la precarga del resorte. Los neumáticos son mixtos, de clara preferencia asfáltica, y presentan algunos “tacos”. Su agarre es correcto en circunstancias normales.

El equipo de freno elegido para la ZR es uno de los puntos altos del modelo ya que monta disco en ambos ejes (mordidos por pinzas de doble pistón) ofreciendo un plus de seguridad en cualquier situación que se presente. Para destacar, es la incorporación de flexibles mayados para los frenos de ambas ruedas, un componente que mejora el rendimiento de los mismos. No obstante, nuestra unidad presentaba una performance un tanto pobre en ambos trenes, pero, como ya dijimos, nuestra moto era casi 0km y deberá alcanzar unos cuantos km más para poder obtener su máximo poder frenante.

El manillar es el típico que en sus extremos cuenta con puños convencionales de buen grip. Los comandos en las piñas son los presentes en la mayoría de las motos de este tipo, de calidad promedio y buen funcionamiento durante la prueba. El detalle exclusivo y muy práctico es la incorporación de un puerto USB para la carga del celu o el GPS (a los que habrá que montar con algún soporte al manillar). El cebador se presenta en la piña izquierda, mucho más cómodo que sobre el carburador como en otros modelos. Los espejos son de forma pentagonal, de correcto tamaño, fácil regulación, pero presentan vibraciones al ralentí como así también a elevados regímenes. Las manijas de embrague y freno resultan cómodas y suaves en su funcionamiento, siendo la de freno algo esponjosa al tacto. La posición de manejo es la esperada, bien descansada, adelantada, con la espalda erguida, los codos flexionados y las piernas bien recibidas por el delgado tanque y la correcta posición de las estriberas.

A favor

- Diseño todavía vigente
- Completo instrumental
- Motor con árbol de levas a la cabeza

En contra

- Vibraciones a elevado régimen
- Performance de los frenos
- Visibilidad de los espejos

Ficha técnica

MOTOR

 

Tipo

Monocilíndrico 4 tiempos

Distribución

OHC, 2 válvulas

Alimentación

Carburador 

Refrigeración

Por aire

Diámetro por carrera

n/d

Cilindrada

193,3 cc

Potencia

17 CV 

Torque

n/d

Relación de compresión

n/d

Encendido

Electrónico 

Arranque

Eléctrico

TRANSMISIÓN

 

Caja

6 velocidades

Embrague

Multidisco en baño de aceite con accionamiento manual

Transmisión final

Cadena

CHASIS

 

Configuración

Simple cuna en tubos de acero

SUSPENSIONES

 

Delantera

Horquilla telescópica hidráulica con barras de 37 mm

Recorrido

n/d

Trasera

Monoamortiguador

Recorrido

n/d

FRENOS

 

Delantero

Disco, con pinza de doble pistón

Trasero

Disco, con pinza de doble pistón

RUEDAS

 

Neumático delantero

90/90-19

Neumático trasero

110/110-17

DIMENSIONES

 

Largo / Ancho / Alto

2.100 / 800 / 1.130 mm

Distancia del suelo

300 mm

Distancia entre ejes

n/d

OTRAS CIFRAS

 

Tanque de combustible

12 litros

Peso en seco

115 kg

Velocidad máxima

120 km/h (estimada)