Honda, sea cual sea el modelo en cuestión, es sinónimo de confiabilidad, robustez y asegurado valor de reventa. En este sentido, la Twister 250 es la moto dentro del segmento de las de “baja cilindrada” que ostentó por mucho tiempo también el galardón de aspiracional. Quien no haya tenido una, seguramente en algún momento la tomó en cuenta como su próxima moto. Desde su lanzamiento, hace ya más de una década, se ganó el corazón del usuario argentino en base a una estética clásica y deportiva (atemporal, por lo menos bajo nuestra óptica), un confiable y noble monocilíndrico y una parte ciclo sin fisuras para su época. Inalterada, solo con cambios en sus gráficas, se mantuvo todo este tiempo y siempre con buenas cifras de ventas. Sin embargo, le ha llegado el momento de la renovación a la (ahora) versión producida en la planta de la localidad bonaerense de Campana. 

 

Refresh

A nivel de líneas estamos ante un rediseño bastante continuista, con los pros y los contras que esto conlleva. Si lo analizamos desde lo positivo, podemos mencionar la necesidad de renovar un producto sin que pierda demasiado la esencia que lo convirtió en un éxito. Por el lado de los contras, quizá sea algo simple y pasado de moda con respecto a la competencia. Sea como sea, este siempre es un apartado muy subjetivo y habrá pulgares arriba y abajo a la hora de calificar la estética de una moto.

Personalmente nos hubiese gustado encontrarnos con un frente más agresivo y moderno, alineado con lo visto en la CB190 y en la CB500F. El faro halógeno y prácticamente igual al del CG, la relega respecto de sus rivales de segmento en cuanto a tecnología lumínica. No obstante, sin llegar a ser el ofrecido por un faro full led, su desempeño es más que correcto en cualquier circunstancia. Los intermitentes mantienen sus bombillas halógenas, pero ahora recubiertas por tulipas transparentes.

Tal como sucedía en el modelo original, no cuenta con ningún tipo de deflector eólico por encima del faro y el carenado del instrumental queda expuesto. Muy parecido es también el guardabarros delantero, que cuenta ahora con unos deflectores más grandes por delante de las botellas de la horquilla y con un acabado bicolor. Los “chapados a la antigua” agradecemos que mantenga un verdadero tanque de combustible metálico y no el de carenado plástico. Nada más placentero que llenar el tanque en verano y sentir el frío de la nafta al abrazar el depósito con las piernas. Romanticismo puro.

Con nuevas formas, la ergonomía sigue siendo óptima. Por suerte, jubilaron la tapa cromada extraíble y la reemplazaron por una rasante con bisagra. Las tapas laterales del tanque ganaron en tamaño y ahora protegen más efectivamente las piernas del viento; además de ser las responsables de otorgarle el “look” deportivo al conjunto. El asiento, si bien mantiene la concepción de una sola pieza y niveles diferenciados, fue reformulado para ofrecer mayor comodidad a piloto y pasajero; forrado ahora en un nuevo material antideslizante. Las asas de varilla de acero quedaron en el recuerdo para dar lugar a unos verdaderos asideros de aluminio de buen tamaño y tacto que, además, permiten atar una red tipo “pulpito” para transportar alguna carga.

Ambos juegos de pedalines se encuentran recubiertos en goma. Sin embargo, aunque parezca increíble en una Honda, los del piloto no cuentan con resorte de retención. El bonito y característico silenciador de escape voluminoso y totalmente cromado se vio obligado a cambiar con la incorporación de la inyección electrónica por un simple tacho negro de forma tubular recubierto por un protector antiquemaduras de acero inoxidable. El sector posterior ha sido remozado por completo con una luz piloto de acrílico transparente integrada en un afilado colín. Completa el remate un cortaspray que soporta intermitentes y patente con luz y reflectivo.

>>> Mirá la segunda parte de la nota ACA

 

· Ficha técnica / Honda CB250 Twister

MOTOR

Tipo: Monocilindrico, 4T

Distribución: OHC, 4 válvulas

Alimentación: Inyección electrónica

Refrigeración: Aire con radiador de aceite

Diámetro x carrera: 71 x 63 mm

Cilindrada: 249,5 cc

Potencia declarada: 22,4 CV a 7.500 rpm

Torque declarado: 22,4 Nm a 6.000 rpm

Rel. de compresión: 9,6: 1

Encendido: Electrónico

Arranque: Eléctrico

 

TRANSMISION       

Caja: 6 velocidades

Embrague: Multidisco en baño de aceite

Transmisión final: Cadena

 

CHASIS  

Configuración: Tipo diamante de acero

 

SUSPENSIONES    

Delantera: Horquilla hidráulica convencional

Recorrido: 117 mm

Trasera: Monoshock

Recorrido: 108 mm

 

FRENOS

Delantero: Disco de 276 mm con pinza de doble pistón

Trasero: Disco de 220 mm con pinza de pistón simple

 

NEUMÁTICOS        

Delantero: 110/70-17

Trasero: 140/70-17

 

DIMENSIONES       

Largo / ancho / alto: 2.065 / 753 / 1.072 mm

Distancia entre ejes: 1.386 mm

Altura del asiento: 784 mm

Distancia del suelo: 192 mm

 

OTRAS CIFRAS     

Dep. de combustible: 16,5 litros

Peso en orden de marcha: 148 kg

Velocidad máxima: 140 km/h (estimada)