Tal como sucedió en aquel momento con la “ninjita 300”, la más pequeña de la saga Versys se planta con argumentos de sobra como la primera moto trail de baja cilindrada presentada en nuestro mercado.

Control total

Ponerse a los mandos de esta trail no supone un problema para nadie, solo algo de pericia si es que se cuenta con baúles laterales y top case como en el caso de la unidad de prueba. Me parece unos de los puntos fuertes del modelo el hecho de que siendo solo una 300 presente una comodidad destacable para los más “corpulentos” y que su porte no amedrente a los más “chiquitos”; una dualidad que muy pocos pueden conseguir.

Lógicamente y atendiendo a las posibilidades que ofrece la X-300, la postura del piloto es erguida, muy relejada y natural invitando a devorar kilómetros, con solo la limitación que impone el mencionado mullido del asiento. Manillar ancho y de curvatura acusada garantiza total control en situaciones difíciles. Los espejos, ya conocidos en otros modelos de la marca, se regulan fácilmente para obtener una correcta visión.

No quiero renegar de lo digital, pero mis bendiciones para los modelos que todavía mantienen el tacómetro analógico, ¡larga vida a la aguja! El festejado marcador incluye en su esfera un cuadrante digital para marcha engranada y reloj horario. A la derecha, un completo display nos informa la siguiente data: velocidad, nivel de combustible, nivel de temperatura de refrigerante, odómetro total más dos trips, consumo instantáneo/promedio y rango. Completísimo instrumental (acompañado de los testigos luminosos), de fácil y rápida lectura, con retroiluminación anaranjada.

Los comandos en las piñas están a la altura de lo que se espera en una Kawa, de buen tacto y funcionamiento. Pulsador de balizas grande y muy a mano para una intervención rápida. Sin embargo falta un comando para cambiar las opciones del instrumental en la piña. No me quiero olvidar de la suavidad de accionamiento en la palanca de embrague, una asistencia que es una delicia y que puede manejarse con un dedo. La mala, el caballete es un accesorio opcional. Una lástima ya que se trata de un elemento importante en una moto de este tipo.

Alma Ninja

Optimizado para una entrega mayor a bajo y medio régimen, el bicilíndrico en línea es heredado de la Ninja 300. Con 296 cc ofrece una potencia máxima de 40 CV a 11.500 rpm y un par motor máximo de 25,7 Nm a 10.000 rpm. Repasando la ficha nos encontramos con los siguientes datos: distribución DOHC, 4 válvulas por cilindro, inyección electrónica de combustible y refrigeración líquida. Quien haya pilotado una Ninja 250 o 300 conoce el sonido característico del motor al trepar en vueltas, y la Versys 300 no lo perdió.

Tal como pudimos evaluarlo en su presentación en el autódromo porteño cuando practicamos un manejo deportivo, nos olvidamos de estar montados sobre una trail y vivimos sensaciones propias y conocidas de la más chica de las Ninja. La ganancia en bajos y medios se agradece en el uso urbano y al abandonar el asfalto. Las adaptaciones para lograr esa entrega temprana en el bicilíndrico son un hecho, pero personalmente noté también un escalonamiento muy arrimado de las 6 velocidades de caja. Sin mirar el indicador de marcha y solo recurriendo a nuestro instinto, con la Versys siempre circulamos una marcha más arriba de lo que creemos; cayendo en cuenta al momento de detenernos por completo y vernos en la obligación de bajar una marcha más de lo esperado. Claramente la marca buscó este comportamiento. De todos modos, no es un problema con un embrague sobradamente asistido y antirrebote.

El comando de caja es exquisito y practicando una conducción deportiva permite fácilmente subir y bajar marchas sin embragar. La mejora en las prestaciones a bajo y medio régimen lógicamente se pagan con una merma en la velocidad final que es de 155 km/h. Austeridad en el consumo es otra de las virtudes del modelo. Se consumen4,1 litros cada 100 km manteniendo un manejo “eco” (tal como indica el testigo en el instrumental), esto permitirá una autonomía excelente y cercana a los 400 km. Ahora bien, si nos olvidamos del “verde eco” y enroscamos con más decisión el puño derecho las cifras no se disparan de manera alarmante, ya que son necesarios solamente 4,7 litros cada 100 km en promedio.

Un punto que deberá ser revisado es el de las vibraciones, ya que a velocidades crucero (entre 120 y 130 km/h) se perciben cosquillas molestas en los pedalines. Conociendo la suavidad de este motor, podríamos afirmar que tiene más que ver con que ahora “está colgado” y es parte portante del chasis sin ningún silent block de por medio.

El chasis es un simple espina dorsal, desdoblado en la zona trasera y sin subchasis. La parte trasera es miembro estructural del conjunto, logra una rigidez total y mantiene el peso bien bajo. La configuración “endurera” de las ruedas, con 19 pulgadas adelante y 17 atrás montadas sobre llantas de rayos cruzados, y el correcto setting de la horquilla Showa de 41 mm (que ofrece unos aprovechables 130 mm de recorrido) dan una sensación de seguridad muy acertada para encarar curvas rápidas con un total aplomo del conjunto. Atrás, el basculante de acero es asistido por un monoamortiguador (Sistema Uni-Trak) que monta bieletas y es ajustable en precarga lo que permite setearlo según la carga.

Por su parte, el sistema de frenos monta un disco lobulado de 290 mm con pinza de doble pistón opuestos adelante y disco lobulado de 220 mm con pinza de doble pistón atrás. A nuestro país llega con ABS de serie que entra en funcionamiento cuando realmente se lo requiere. En reglas generales se trata de un conjunto equilibrado y suficiente. Sin embargo, dadas las características del modelo y el sello verde que tiene en todos sus detalles, podríamos pedirle algo más de mordiente al disco delantero.

Lo más

-Diseño moderno y propio

-Apta para cualquier talla de piloto

-Polivalencia de uso

Lo menos

-Falta mordiente disco delantero

-Asiento duro

-Sin caballete de serie

Ficha técnica

MOTOR

 

Tipo

Bicilíndrico en línea, 4 tiempos

Distribución

DOHC, 8 válvulas

Alimentación

Inyección electrónica

Refrigeración

Líquida

Diámetro por carrera

62 x 49

Cilindrada

296 cc

Potencia declarada

40 CV a 11.500 rpm

Torque

25,7 Nm a 10.000 rpm

Relación de compresión

10,6:1

Encendido

Electrónico

Arranque

Eléctrico 

TRANSMISIÓN

 

Caja

6 velocidades

Embrague

Multidisco en baño de aceite con accionamiento manual

Transmisión final

Cadena

CHASIS

 

Configuración

Espina central en acero de alta tensión

SUSPENSIONES

 

Delantera

Horquilla convencional Showa de 41 mm

Recorrido

130 mm

Trasera

Monoamortiguador progresivo Showa con sistema Uni-Track

Recorrido

148 mm

FRENOS

 

Delantero

Disco de 290 mm y pinza Nissin de doble pistón. ABS

Trasero

Disco de 220 mm y pinza Nissin de pistón simple. ABS

RUEDAS

 

Neumático delantero

100/90-19

Neumático trasero

130/80-17

DIMENSIONES

 

Largo / Ancho / Alto

2.170 / 860 / 1.390 mm

Distancia del suelo

180 mm

Distancia entre ejes

1.450 mm

Altura del asiento

845 mm

OTRAS CIFRAS

 

Tanque de combustible

17 litros

Peso en orden de marcha

175 kg

Velocidad máxima

155 km/h (estimada)