Tras un periodo de ausencia, la “mil” volvió al mercado internacional en 2015 con una renovación total y en 2017 recibió una serie de mejoras y actualizaciones que la mantienen al corriente, pero sin descuidar su esencia. Las modificaciones más importantes y que podemos advertir a golpe de vista se hallan en el sector delantero, con un “pico de pato” ahora más afilado y un parabrisas de mayores dimensiones que, según declara la marca, supera en 49 mm a su antecesora en su posición más elevada. Mantiene la doble regulación, siendo en altura en tres posiciones mediante una herramienta y otra manual del tipo basculante. La protección ofrecida es destacable, permitiendo velocidades crucero realmente elevadas.

El apartado lumínico se mantiene inalterado con un eficiente faro halógeno superpuesto y un piloto trasero led. Es justamente en equipamiento donde ajusta el presupuesto esta Suzuki para ser atractivamente competitiva con respecto a la competencia: no incluye caballete central ni un faro delantero full led, tampoco cuenta con control crucero, calientapuños ni otros clichés electrónicos que algunos usuarios valorarían.

Más allá de lo criticable de algunos faltantes, la V-Strom pretende ocupar el garaje de aquellos que gustan de las travesías y la aventura en su estado más tradicional. Por eso, las modificaciones recibidas son austeras, pero muy lógicas y redondean un producto sin mayores fisuras que nos sorprendió por la polivalencia ofrecida. Al ser un conjunto orientado al asfalto, ahora la V-Strom en esta versión XT equipa llantas de rayos con neumáticos sin cámara que junto a unas completas suspensiones de largo recorrido le permiten realizar incursiones off-road con total solvencia. Solamente echaremos de menos la posibilidad de desconectar el ABS. En esta versión también se incluyeron la quilla plástica inferior para la protección de bajos y los cubremanos.

 

Más electrónica

Repasemos ahora las mejoras introducidas en el apartado electrónico. Al control de tracción regulable en dos niveles y desconectable que ya equipaba el modelo anterior, se incorpora la plataforma inercial (IMU) que trabaja en combinación con el ABS Bosch y que permite frenar con la moto inclinada de manera segura. Además, la frenada ahora es combinada y de reparto inteligente entre ambos ejes. En nuestro equipo de pruebas, no nos sentimos tan seguros con los sistemas de frenada combinada, prefiriendo que sea el piloto el que decida con que rueda frenar en cada momento. Sin embargo, en este caso y con esta dotación de electrónica destinada a la seguridad, la Suzuki hace todo bien… incluso mejor que el piloto. En el paquete de electrónica introducida en 2017 se destaca también el “Easy Start System” que enciende la moto con apenas pulsar el botón de arranque y el “Low RPM Assist” que sube en 500 rpm las vueltas del motor al engranar las velocidades para facilitar las salidas desde parado y las maniobras a baja velocidad.

 

Con un click ACA, encontrá la segunda parte de esta prueba. 

 

· Ficha técnica / Suzuki V-Strom 1000 XT

MOTOR

Tipo: Bicilindrico en V a 90°, 4T

Distribución: DOHC, 8 válvulas

Alimentación: Inyección electrónica

Refrigeración: Líquida

Diámetro x carrera: 100 x 66 mm

Cilindrada: 1.037 cc

Potencia declarada: 100 CV a 8.000 rpm

Torque declarado: 103 Nm a 4.000 rpm

Rel. de compresión: 11,3 : 1

Encendido: Electrónico

Arranque: Eléctrico

 

TRANSMISION       

Caja: 6 velocidades

Embrague: Multidisco en baño de aceite

Transmisión final: Cadena

 

CHASIS  

Configuración: Doble viga de aluminio

 

SUSPENSIONES    

Delantera: Horquilla invertida de 43 mm ajustable

Recorrido: 160 mm

Trasera: Monoshock ajustable con bieletas

Recorrido: 160 mm

 

FRENOS

Delantero: Disco doble de 310 mm con pinza radial de 4 pistones. ABS

Trasero: Disco de 260 mm con pinza de pistón simple. ABS

 

NEUMÁTICOS        

Delantero: 110/80-19

Trasero: 150/70-17

 

DIMENSIONES       

Largo / ancho / alto: 2.285 / 865 / 1.410 mm

Distancia entre ejes: 1.555 mm

Altura del asiento: 850 mm

Distancia del suelo: 165 mm

 

OTRAS CIFRAS     

Dep. de combustible: 20 litros

Peso en orden de marcha: 230 kg

Velocidad máxima: más de 200 km/h